NEWS

El hallazgo de un túnel secreto desata el caos en una sinagoga en Nueva York al enfrentar a fieles y policías


Una centenaria sinagoga establecida en el barrio de Brookyn de la ciudad de Nueva York ha sido protagonista durante estos últimos días por el hallazgo de túneles construidos ilegalmente. Estos pasadizos subterráneos se encuentran concretamente en Crown Heights sede del Jabad-Lubavitch, una organización judía jasídica de carácter ortodoxo.

Todo estalló el mes pasado cuando varios vecinos informaron a las autoridades de ruidos extraños que escuchaban debajo de sus casas. Cuando la policía de Nueva York acudió a la Sinagoga para ver qué sucedía se encontraron con un hallazgo sorprendente: un túnel secreto en una de las principales salas de este lugar de culto.

No hay una explicación oficial que detalle qué uso se hacía de este túnel, aunque las primeras investigaciones apuntan a que se excavó durante la pandemia para acceder a la Sinagoga que se encontraba cerrada a los feligreses. Este martes las autoridades acudieron al lugar para sellar el túnel, sin embargo numerosos fieles entraron en protesta por la decisión de la policía, pero todo se torció.

Inmediatamente las redes sociales se llenaron de imágenes del altercado donde se podía ver a personas arrojando muebles, colgando una bandera de Mashíaj (mesías) en el túnel y a agentes de la policía intentando dispersar con gas pimienta al numeroso grupo concentrado.

Uso del túnel secreto

Según Motti Seligson, portavoz de Jabad, se cree que el túnel comenzaba en el sótano de un edificio de apartamentos vacío. Ha calificado su construcción de un acto vandálico cometido por un grupo de jóvenes «descarriados» y ha condenado a los «extremistas que rompieron el muro de la sinagoga, destrozando el santuario en un esfuerzo por preservar su acceso no autorizado». Durante esta operación se han detenido a 12 personas de entre 19 y 22 años acusadas por delitos de daños, imprudencia temeraria y obstrucción a la admnistración pública.

See also  The dramatic moment when the soldiers exclaim to Carlos III and Camila: “Hey! side! Hello!"

Aunque las investigaciones apuntan que se construyó durante la pandemia para acceder a la sinagoga, también se estudia si estos pasadizos llevaban a un antiguo mikve, un baño ritual utilizado para la purificación de las mujeres.



Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button