“¿Vamos a tener que hablar de temas más blancos porque es la única forma de asegurarnos el pan?”


Hace unos años, la directora y dramaturga María Goiricelaya recibió la llamada de José Sanchis Sinisterra para que participara en un proyecto llamado Cicatrizar: dramaturgias para nunca más, una propuesta internacional que reunió a diez autores de España y Colombia en torno a la misma pregunta: ¿Puede el teatro, sin adoptar una posición vengativa o compasiva, contribuir a restañar las heridas y a desvelar las cicatrices? De ese proyecto nació, en 2021, la obra Altsasu, de la compañía La Dramática Errante, formada por Goiricelaya y Ane Pikaza, la historia sobre aquella agresión a dos guardias civiles en un bar de la localidad navarra la noche del 15 de octubre de 2016, por la que fueron condenadas ocho personas a penas de entre dos y 13 años.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button