NEWS

Un documento israelí filtrado propone deportar a 2 millones de palestinos de Gaza, y apunta como destino España


Los estrategas llaman a pensar en ‘la mañana siguiente’, cuando acabe esta «guerra que será larga» contra Hamás, y se haga imperativo responder a una pregunta: ¿Qué pasará después con los más de dos millones de gazatíes? Esto resuena como un eco de la conciencia. Y por lo visto Israel ya lleva semanas esbozando planes. El Ministerio de Inteligencia israelí, a puerta cerrada, baraja distintos escenarios para la población civil de la zona. Sin embargo, ha surgido un contratiempo que no estaba en sus planes, un documento oficial se ha filtrado a la prensa. Y su contenido propone una arquitectura que no deja indiferente a nadie.

El periódico económico Calcalist y la revista israelí ‘+972 Magazine’ han sido los primeros en dar a conocer su contenido. Los periodistas han preguntado por él al Ministerio, que les ha confirmado su autenticidad. Se trata de un documento de diez páginas, fechado el 13 de octubre de 2023, que ‘+972 Magazine’ ha traducido al inglés. En el que se mencionan numerosos planes por parte de Israel, se habla de la Península del Sinaí en Egipto. Y se nombran algunos países que podrían ‘absorber’ a los refugiados gazatíes. Entre ellos hay dos países europeos: España y Grecia (Página 8 de este documento)

La publicación ‘The Times of Israel’ también ha preguntado sobre el contenido del documento al gobierno, y si bien han reconocido la propuesta, la oficina del primer ministro Benjamín Netanyahu se ha referido a él como un mero «documento conceptual».

En cuanto a su autor, los expertos del Ministerio de Inteligencia, su función, en general, no es otra que preparar de forma independiente estudios e investigaciones políticas y enviarlas al ejército, a otros ministerios y a las agencias de inteligencia, pero no son vinculantes. Sin embargo, para «+972 Magazine» y otros, el hecho de que un ministerio del gobierno israelí haya preparado una propuesta tan detallada en medio de una ofensiva militar a gran escala, tras el ataque de Hamás, refleja cómo ciertas ideas se están elevando al nivel de las discusiones políticas oficiales.

El documento arranca diciendo que el Estado de Israel debe lograr un cambio significativo en la realidad civil de la franja de Gaza. Y en esa hoja de ruta, entre los diversos puntos, se indica que es necesario para cada política que se despliegue llevar a cabo un proceso profundo de implementación con el fin de conseguir un cambio ideológico, lo que comparan a la «desnazificación». Y exponen tres escenarios para los palestinos de la Franja.

See also  Bundesliga: La desorbitada oferta del Manchester City que rechaz Bonucci en 2016: "Me ofrecieron casi 100 millones de euros"

Opción A

La primera opción aboga porque la población de Gaza permanezca bajo la dirección de la Autoridad Palestina (AP), encabezada por el partido Fatah, en la Cisjordania ocupada. Eliminando toda administración de Hamás sobre la zona. Y con un gobierno que funcione bajo el auspicio de Israel. Pero el estudio apunta que llevar a la Autoridad Palestina a Gaza es la opción más peligrosa de las tres, porque podría conducir al establecimiento de un Estado palestino.

Sentencian que «es inconcebible que el resultado de las masacres de Hamás, del 7 de octubre, sea una victoria sin precedentes para el movimiento nacional palestino y un camino hacia la creación de un Estado palestino».

Además, el informe establece que un modelo de gobierno militar israelí y gobierno civil de la Autoridad Palestina, como el que existe en Cisjordania, probablemente fracasaría en Gaza. 

«No hay manera de mantener una ocupación militar efectiva en Gaza únicamente sobre la base de una presencia militar sin asentamientos israelíes, y dentro de poco tiempo habrá presión interna israelí e internacional para la retirada». Ya que, como indican los autores del estudio, el Estado de Israel «será considerado una potencia colonial con un ejército de ocupación». Y por la experiencia previa israelí, dando el control de Gaza a la Autoridad Palestina y la eventual toma del poder por Hamás, el estudio advierte que no se debería repetir el mismo error que condujo a la situación actual.

 

Opción B

La segunda opción supone también la permanencia de la población en Gaza, pero con un liderazgo árabe local para reemplazar a Hamás, cosa que en el fondo tampoco es deseable, según el documento. Porque como explican sus autores «el escenario más plausible en ese caso no es un cambio ideológico, sino más bien el surgimiento de nuevos movimientos islamistas, posiblemente más extremistas«.

Ninguna de esas dos opciones son las recomendables para Israel, desde una perspectiva estratégica y de seguridad, apunta el estudio. Además, argumentan que si la población de Gaza permaneciera en la Franja, habría «muchas bajas árabes» durante la prevista reocupación del territorio. Eso dañaría la imagen internacional de Israel, incluso más que expulsando a la población. Al tiempo que no se trasmitiría el mensaje potente que se busca, especialmente a Hezbolá.

Además, si las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) luchan todo este tiempo por ocupar la Franja de Gaza, y al final el resultado político es un gobierno de la Autoridad Palestina. Así como la conversión de la zona, una vez más en una entidad hostil, entonces la capacidad de Israel para reclutar combatientes se verá fatalmente dañada. Lo que sería un fracaso histórico y una amenaza existencial para el futuro del Estado de Israel.

See also  Las monjas, como nunca te las habían contado

Opción C, Europa y España

Por todo ello se muestra preferencia por la tercera opción, que supone el traslado de la población fuera de la Franja. De hecho, el estudio detalla que la exigencia de evacuación de la población no combatiente de la zona es un método ampliamente aceptado que salva vidas, y fue el enfoque utilizado por los estadounidenses en Irak, en 2003. Pero para mover ficha de forma efectiva se indica que es imprescindible que Israel reuna apoyos para promover esta idea.

Este tercer escenario se desplegaría en varias fases. Al principio por el enfrentamiento con Hamás sería necesario «evacuar a los no combatientes». Simultáneamente se establecerían ciudades de tiendas de campaña, y luego ciudades permanentes en el norte del Sinaí que ‘absorberían’ a los civiles. Y el documento advierte que «a primera vista, esta opción, que implica un gran desplazamiento de población, puede presentar desafíos en términos de legitimidad internacional».


Se abre el paso fronterizo de Rafah entre Gaza y Egipto para permitir evacuaciones limitadas


efe

También se crearía «una zona estéril de varios kilómetros… dentro de Egipto, impidiendo el regreso de la población para realizar actividades o tener residencias cerca de la frontera con Israel». 

Con esa llamativa expresión,’absorción de refugiados’ es cuando se habla especialmente de España y Grecia, con el título de países de Europa, mediterráneos. Según la revista israelí, ‘+972 Magazine el documento filtrado en hebreo señala que España podría acoger a los refugiados a cambio de «presupuestos de absorción».

Y detalla que habría Estados que podrían contribuir, bien con recursos o como lugar de destino de los refugiados. Así Arabia Saudí se menciona solo por su contribución económica en el plan. Pero para otros objetivos más amplios entraría Libia, Canadá, Túnez, Marruecos, España, Grecia o Marruecos.

Para conseguir que esto arranque, el informe apunta que EE.UU. tendría el papel de ejercer presión. Las fuentes del Gobierno de Netanyahu, en ese sentido, indicaron al diario israelí Mekomit que el documento todavía no había sido remitido a EE.UU ni a otros países. Solo se ha enviado al Gobierno de Israel y a sus Servicios de Seguridad. 

See also  PUEBLO OCULTO CUEVA ESPAÑA | Este es el pueblo oculto con más encanto de España: solo se puede acceder a través de una cueva

En esa línea, la publicación ‘Financial Times’ publicaba que fuentes anónimas con acceso a las charlas con la UE, le confirmaron que el primer ministro israelí intentó convencer a varios líderes europeos para que presionaran a Egipto a aceptar refugiados de Gaza. Asimismo, el medio británico señalaba que un funcionario egipcio dijo que si le enviaban un millón de palestinos «los pondría rumbo a Europa».

Controlar la narrativa

Para el éxito de este plan se sugiere que el gobierno lidere una campaña en el mundo occidental para promocionar este plan de transferencia «de una manera que no incite ni vilipendie a Israel». Se presentaría la expulsión de la población de Gaza como una necesidad humanitaria para ganarse el apoyo internacional, porque esto se traducirá en «menos víctimas entre la población civil en comparación con las bajas esperadas, si la población permaneciera».

Al tiempo que también se promovería una campaña destinada a los palestinos en Gaza para que aceptaran este plan. El documento indica que los mensajes deberían girar en torno a la pérdida de tierra, dejando claro que no hay esperanza de regresar a los territorios que Israel pronto ocupará, sea cierto o no. «La imagen debe ser: ‘Alá se aseguró de que perdieras esta tierra debido al liderazgo de Hamás; no hay más remedio que trasladarse a otro lugar con la ayuda de tus hermanos musulmanes», establece.

Y una tercera promoción dirigida al mundo árabe, con un «enfoque en ayudar a los hermanos palestinos y rehabilitarlos, incluso al precio de un tono que reprenda o incluso dañe a Israel». Ya que explican que estas poblaciones no serán receptivas a otros mensajes que no sean de este tipo.

Finalmente, el documento señala que la «migración a gran escala» de no combatientes desde zonas de combate es un «resultado natural y buscado». También ha ocurrido en Siria, Afganistán y Ucrania, y concluye que sólo la expulsión de los palestinos constituirá «una respuesta apropiada que permitirá la creación de una disuasión significativa en toda la región».

Y los autores mencionan la necesidad de «crear un cambio ideológico» en la población palestina a través de un proceso que requiere que Israel «dicte los planes de estudio escolares y haga cumplir su uso durante toda una generación».

La cuestión es cómo encajarán todas estas piezas de este documento del Ministerio de Inteligencia en la realidad de los acontecimientos y en el futuro, tanto de Israel como de Gaza. No obstante, es importante preguntarse ahora más que nunca sobre el día siguiente por todo lo que está en juego. El que espera se arriesga a perder, según qué se entienda hoy por perder y ganar.



Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button