NEWS

Sube a 125 el número de muertos en Nagorno Karabaj tras la explosión de un depósito de combustible


Al menos 125 personas murieron tras la explosión que se produjo el lunes en un depósito de combustible en Nagorno Karabaj, según la ministra de Sanidad de Armenia, Anahit Avanesián. Los restos de las víctimas se transportaron a Armenia y otras 67 personas fueron atendidas en el centro nacional de quemados. La mayoría se encontraba en estado «grave» o «extremadamente grave». Según medios locales, la cifra de damnificados se acercaba a los 300. La causa del suceso todavía se desconoce.

Las consecuencias de la guerra han empeorado este martes. El flujo de refugiados hacia Armenia desde Nagorno Karabaj, que comenzó este domingo, se intensifica. A la localidad armenia de Goris, en la frontera con Azerbaiyán, nada más atravesar el corredor de Lachín, siguen llegando centenares de vehículos de armenios karabajíes tras soportar exasperantes atascos, ya que las fuerzas azerbaiyanas realizan comprobaciones a la búsqueda de posibles saboteadores y combatientes armenios involucrados en ataques a gran escala contra el Ejército de Bakú o crímenes de guerra.

En Goris, en donde se encuentra el viceministro de Administración Territorial armenio, Ovannes Arutiunián, parece no dar ya abasto ante tal avalancha de gente. Miles de personas se agolpan buscando acomodo, pero los hoteles están completos. Arutiunián, sin embargo, asegura en declaraciones a la agencia rusa TASS que todo está bajo control y habrá alojamiento suficiente.

«El Estado armenio tiene recursos suficientes y está organizando todo lo necesario para acoger a los recién llegados». Según sus palabras, «no hay necesidad urgente de ningún otro tipo de asistencia». Reconoció que «están prestando ayuda organizaciones internacionales poro nuestro Gobierno cuenta con su propios recursos».

See also  La policía belga abate al autor del atentado que dejó dos muertos en Bruselas

Oleada de refugiados

La semana pasada, el primer ministro armenio, Nikol Pashinián, dijo que su país se prepara para recibir 40.000 refugiados y este martes por la mañana sus portavoces informaban de que ya son 13.550 las personas evacuadas de Nagorno Karabaj, subrayando que «el Gobierno armenio proporciona alojamiento a todos aquellos que no tienen dónde vivir (…) el registro de refugiados continúa».

Pocas horas después, el viceprimer ministro armenio, Tigrán Jachatrián, sostenía en una comparecencia ante las cámaras de televisión que «son ya 19.000 personas las desplazadas de forma forzosa las que han llegado a Armenia desde Nagorno Karabaj». Al final de la tarde, sumaban 28.000 refugiados. Y ello pese a que las autoridades azerbaiyanas insisten en que los habitantes del enclave tendrán garantizados sus derechos y podrán quedarse en sus casas, pero, eso sí, ya siendo parte de Azerbaiyán. Los karabajíes, sin embargo, no se fían y temen represalias.

La semana pasada, el primer ministro armenio, Nikol Pashinián, dijo que su país se prepara para recibir 40.000 refugiados

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha tomado ya cartas en el asunto «profundamente preocupado» por el hecho de que las personas que llegan a Armenia lo hacen extenuados, «son personas vulnerables, principalmente ancianos, mujeres y niños». ACNUR ha anunciado que se acelerará la ayuda humanitaria a los desplazados.

Hace justo una semana, las tropas azerbaiyanas lanzaron una operación para poner bajo el control de Bakú la parte de Karabaj que les faltaba por incorporar, Stepanakert, ahora Jankendi para los azerbaiyanos, y alrededores, en donde están destacadas las fuerzas rusas a tenor del acuerdo de paz alcanzado tras la guerra del otoño de 2020. Los armenios del enclave, en donde viven unas 120.000 personas, se rindieron y depusieron las armas. Ahora están negociando con Bakú su encaje dentro de Azerbaiyán.

See also  La CNMC recurre la 'tasa Amazon' de Colau tras cinco meses en vigor

Ayuda humanitaria

La agencia Azertadzh informa que las autoridades de Azerbaiyán han enviado a Nagorno Karabaj un nuevo lote de ayuda humanitaria, en total cuatro camiones con 40 toneladas de harina, medicamentos, productos de higiene y ropa de cama. Junto a Acnur, también la Unión Europea se ha movilizado y enviará una nueva ayuda de 4,5 millones de euros que se une a una entrega anterior de 500.000 euros.

En Bruselas se encuentran el secretario del Consejo de Seguridad armenio, Armén Grigorián, y el asesor presidencial azerbaiyano de política exterior, Hikmet Hajiyev. Se ha reunido con ellos el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, que les ha instado a que sus respectivos países adopten «acciones concretas» y «soluciones decisivas» para poner fin al conflicto en Nagorno Karabaj. La idea es posibilitar que Pashinián y el presidente azerbaiyano, Ilham Alíyev, mantengan un encuentro el próximo 5 de octubre en Granada.

Estados Unidos ha solicitado el envío a Nagorno Karabaj de una misión internacional para «tranquilizar y dar confianza a los residentes» del enclave

Por su parte, Estados Unidos ha solicitado el envío a Nagorno Karabaj de una misión internacional para, según el portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Matthew Miller, «tranquilizar y dar confianza a los residentes» del enclave de que «sus derechos y seguridad serán protegidos de forma congruente con lo prometido en las declaraciones hechas por Azerbaiyán». Según sus palabras, los armenios karabajíes «deben tener la opción de permanecer en sus hogares en paz y dignamente». Washington que mantiene buenas relaciones con Ereván, pero también con Bakú, está tratando de reconciliar a ambos países para disminuir o eliminar completamente la influencia rusa en el Cáucaso Sur, algo que Moscú está tratando de impedir.

See also  a qué trabajadores les sube y quienes pagarán menos a partir de enero

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button