Prudencia y análisis previo para descubrir las mejores oportunidades de inversión


Si una persona, hubiese invertido el último día del cambio de siglo, el 31 de diciembre de 1999, en un conjunto de las principales empresas europeas como las representadas en el MSCI Europe, hubiera obtenido una rentabilidad anualizada del 3,18%. No parece mucho pero habría que recordar al lector las graves crisis ocurridas en ese periodo, cada cual más grave: crisis de las puntocom, crisis global financiera de 2008, crisis de confianza del euro y por último la pandemia COVID 19. Pero si nos aproximamos más, si hubiese invertido hace cinco años en un fondo que hubiese obtenido la misma rentabilidad que ese índice, hubiese ganado un 6,75% anualizado. Invirtiendo hace tres años hubiera logrado una rentabilidad anualizada del 8,03%, suficiente para hacer frente a la tasa de inflación. Igual no parece mucho, pero 100.000 euros hubieran pasado a ser 126.000 euros en tres años. En este mismo periodo un equipo especializado en encontrar oportunidades en Europa, como el del BBVA Asset Management obtuvo una rentabilidad anualizada del 11,15%, en su fondo de inversión, en este caso la inversión de 100.000 euros se habría convertido en 137.000 euros*.

A la hora de invertir es necesario tener en cuenta varios aspectos: una visión macroeconómica y entender cómo afecta ésta a los distintos sectores que conforman una economía; un horizonte temporal de largo plazo en el que se puedan reflejar las hipótesis de la inversión; entender los modelos de negocio; identificar si una industria es atractiva y; si la potencial inversión tiene ventajas competitivas que protege su rentabilidad en el tiempo.

See also  Por qué un iPhone sobrevivió a la caída desde un avión si se agrieta al caer por las escaleras | Tecnología

La previsión de consenso del crecimiento del PIB de la eurozona para 2023 se cifra en el 0,5%. En cuanto al 2024 se espera que la tasa de crecimiento sea la misma y que en 2025 se supere el 1%. El débil entorno macro exterior, una política monetaria restrictiva y la consolidación fiscal representan obstáculos para el crecimiento del PIB en los próximos trimestres.

 

La inflación, variable macro clave y quebradero de cabeza en los últimos trimestres ha ido disminuyendo su tasa de incrementos en los últimos meses, particularmente en el nivel general, pero es probable que el retorno sostenible al objetivo del 2% requiera más tiempo del deseado en un entorno de mercados laborales ajustados y elevado crecimiento salarial.

Esperamos que la política monetaria siga siendo restrictiva en los próximos trimestres y vuelva a ser «neutral» sólo a finales de 2025. Los expertos macroeconómicos esperan que el BCE comenzará a recortar tipos a mitad del próximo año.

La política fiscal será ligeramente contractiva en Europa. Después de cuatro años de generoso apoyo fiscal para luchar contra la crisis provocada por la terrible pandemia y posteriormente la crisis energética consecuencia de la invasión rusa de Ucrania, los gobiernos deberán volver a la consolidación fiscal a partir de 2024, para reducir las vulnerabilidades de la elevada deuda pública, que pueden incidir negativamente en la financiación tanto de estados como de empresas.

Fondos Next Generation

No podemos olvidarnos del impacto fiscal positivo que tendrá en los próximos tres años, especialmente en el 2024, el fondo de recuperación aprobado por el Consejo Europeo en 2020. Este instrumento excepcional de recuperación temporal conocido como Next Generation EU NGEU) está dotado con 750.000 millones de euros para el conjunto de los Estados Miembros. Hasta ahora, los desembolsos del NGEU han discurrido más lentamente de lo previsto en el calendario inicial lo que implica que algunos pagos previstos para 2023 se trasladarán a 2024.

See also  «Un escenario catastrófico para el mundo» que detonaría a varios grupos terroristas a la vez

Centrándonos en el crecimiento de ventas y beneficios de las compañías europeas para el año 2024, el consenso de analistas sitúa el de las primeras en torno al 2,7% y de los segundos cercanos al 7%. Finalizando ya el 2023 podemos adelantar la foto general de las compañías, debilidad en la línea de ingresos, los márgenes resistiendo mejor de lo esperado, que se traduce en un ligero crecimiento de beneficios sin tener en cuenta al sector energía. A partir de aquí, tenemos que tener en cuenta que unos datos macro más débiles invitan a un menor optimismo. Además, la renovada fortaleza del precio del crudo, sostenido por los recortes en la producción impulsados por el cártel de la OPEC, y una inflación salarial más persistente pueden mellar las cuentas de las compañías justo en un momento de suavización del ritmo de actividad. Ahora bien, las expectativas de consenso de crecimiento en ventas y beneficios sugieren que estamos en la parte inferior del ciclo de ganancias y esperamos que el crecimiento de los beneficios por acción mejore secuencialmente en Europa durante los próximos trimestres.

La bolsa es un indicador adelantado de la actividad económica. El valor de mercado de una empresa debería reflejar cuánto efectivo creen los inversores que generará la empresa en el futuro. Es probable que los cambios en la economía en general afecten el desempeño de las empresas, incidiendo en su capacidad de crear valor, consecuentemente esto debería afectar a su valoración en el mercado bursátil. Pero es importante destacar que los inversores considerarán no sólo lo que está sucediendo ahora, sino también lo que probablemente ocurrirá en el futuro.

See also  La clave para vender tu casa sin preocupaciones

Europa ha mostrado una fortaleza en el crecimiento de beneficios y de márgenes muy destacada en los últimos años. El mercado europeo cotiza a 12 veces beneficios del próximo año y cerca del 80% de las compañías del Stoxx 600 cotizan por debajo de su media de los últimos años. Podemos decir que la bolsa europea no está cara.

Actualmente existen oportunidades de inversión en Europa. Sin embargo debemos ser prudentes, consistentes en el proceso de análisis, investigar, trabajar y leer mucho para descubrirlas. Es importante entender que actualmente hay oportunidades de inversión que, aunque algo más difíciles de encontrar, no son inalcanzables. Como ya hemos visto en el pasado, en muchas ocasiones las mejores inversiones ocurren en momentos de incertidumbre cómo el actual.

*Datos a cierre de octubre de 2023. Las rentabilidades pasadas no garantizan rendimientos futuros.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button