Las monjas, como nunca te las habían contado


“Quisiera saber cuál será mi condición: soltera, casada, viuda o monja”, cantaban las niñas a la comba en los 60, cuando la vocación religiosa todavía se contemplaba como una opción a tener en cuenta y no se importaban religiosas desde otras latitudes para no cerrar instituciones. Aunque desde entonces hemos vivido décadas y décadas de secularización, la vieja idea del convento como espacio de reclusión para madres solteras, mujeres que huían de maridos maltratadores, o que directamente eran un estorbo para los familiares está sufriendo en los últimos tiempos una nueva consideración a través de una mirada curiosa, reivindicativa y feminista.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button