Las 10 películas de la Berlinale 2024 (y el hipopótamo de Pablo Escobar) que más darán que hablar



Resulta inevitable considerar la 74ª edición de la Berlinale, que este jueves abre sus puertas, como algo parecido a un fin de ciclo. La mayoría de los esfuerzos requeridos para su organización han tenido lugar después de que su director artístico, Carlo Chatrian, anunciara el pasado mes de septiembre que no seguirá en el cargo después de este año, y de que razonara su decisión usando vaguedades tras las que parece haber diferencias creativas insalvables con nada menos que el Ministerio de Cultura alemán. Las películas encargadas de evitar que el festival se resienta de esos politiqueos combinan escapismo con compromiso político, autores consagrados con jóvenes promesas, y glamur típicamente hollywoodiense con afán experimental. Estas son algunas de las más destacables.

Posiblemente inspirada en las oscurísimas novelas criminales de Jim Thompson, la segunda película de Rose Glass -la primera, esa mezcla de terror y religión llamada Saint Maud, fue una de las sorpresas cinematográficas más gratas de 2019- está protagonizada por Kristin Stewart en la piel de una empleada de gimnasio que se embarca en un tórrido romance con una culturista. Llega a Berlín tras ser estrenada mundialmente hace unas semanas en el Festival de Sundance, donde se convirtió en la comidilla gracias a la abundancia y la explicitud de sus escenas de sexo lésbico y violencia. 

Basada en la novela Spaceman of Bohemia, de Jaroslav Kalfar, cuenta la historia de un astronauta que, a 6.000 millones de kilómetros de la Tierra, comprende que el matrimonio que dejó atrás al emprender su misión probablemente ya se haya roto en cuanto vuelva a la Tierra, y que halla consuelo en la misteriosa criatura arácnida que un día aparece en el interior de su aeronave. Su protagonista no es otro que Adam Sandler, y eso probablemente signifique que la película es otra demostración -igual que en su día lo fueron títulos como The Meyerowitz Stories (2017) y Diamantes en bruto (2019)- de que, cuando este actor decide ejercer de tal, lo hace de maravilla.

See also  Precios productos primera necesidad por los diferentes supermercados | Estos son los supermercados con la leche y el aceite de oliva más baratos

El actor Vincent Macaigne ya interpretó a un alter ego de Assayas en una de los títulos más recientes del cineasta, Dobles vidas (2018), y ahora vuelve a hacerlo en esta película sobre un director de cine que se ve obligado a pasar el confinamiento en el hogar donde creció junto a su novia, su hermano y la pareja de este, y que se va viendo asaltado por los recuerdos que el lugar aloja. Ha sido definida como una mezcla de Las horas del verano (2008) y Personal Shopper (2016), dos de las mejores películas de Assayas, y por tanto hay motivos para esperar mucho de ella.

Está protagonizada por Isabelle Huppert, lo que la convierte en la tercera película que la actriz protagoniza para Hong, después de En otro país (2012)y La cámara de Claire (2017), y cuenta la historia de una mujer francesa que viaja a Corea para enseñar su idioma a dos mujeres locales. Se trata de la séptima película del maestro coreano que participa en la Berlinale, y la quinta que lo hace en los últimos cuatro años. Hong ya lleva ganados dos prmios a la Mejor Dirección y un Gran Premio del Jurado en este festival.

Desde su primera novela, El incesto (1999), que dividió a los críticos entre quienes se sorprendieron por su rotundo talento y quienes la consideraron una exhibicionista, Christine Angot ha usado su obra literaria para explorar su relación con su padre, al que conoció a los 13 años y que abusó de ella durante varios más. En su debut como directora, Angot viaja con una cámara a Estrasburgo, y llama a las puertas de la casa donde su progenitor residió hasta su muerte y donde aún viven su viuda y sus otros hijos para investigar cuánto sabían estos de aquel crimen.

See also  MEJOR PELÍCULA DE ANIMACIÓN | Pablo Berger, nominado al Oscar por 'Robot Dreams': "Somos un pequeño David que compite con Goliats"

Producida por Netflix, esta serie italiana se basa en la vida de Rocco Sifredi, que dejó atrás sus humildes orígenes para convertirse en el actor porno más famoso del mundo, y posiblemente en el más prolífico: ha protagonizado más de 1000 películas para adultos. Su título se inspira en el apodo de una estrella de la pornografía de los años 70, cuyo éxito convenció a un jovencísimo Sifredi de que él también había nacido para hacerse rico a través del sexo. El gigante del streaming ha recibido duras críticas en redes sociales tras lanzar el tráiler de la serie. “Hey, Netflix, ¿tanto daño os hizo la huelga de guionistas como para tener que incorporar ESTO a vuestro catálogo?”, publicó un usuario.

Pablo Escobar tenía un hipopótamo llamado Pepe. El animal vivía en el zoológico que el narcotraficante más famoso de la historia había montado en su hacienda, junto a otros ejemplares de más de 1.500 especies. Tras la muerte de Escobar, la bestia huyo del zoo y se estableció 150 kilometros al sur, con una pareja de hecho y una cría, hasta que un escuadrón formado por soldados del ejército colombiano y dos ejecutivos alemanes de la multinacional Porsche lo mató a tiros. Esta película cuenta su historia, o algo parecido. 

La interesección entre el amor, el duelo y la tecnología es un territorio temático que cada vez exploran más películas y ficciones televisivas, y a ellas se suma ahora el segundo largometraje del italiano Piero Messina. Protagonizado por Gael García Bernal, transcurre en el futuro en el que aquellos que pierden a una persona amada tienen la posibilidad de implantar los recuerdos que tienen de ella en otro cuerpo humano. Aunque esa sinopsis sugiera similitudes con un episodio de Black Mirror, al parecer lleva a cabo una aproximación mucho más realista a la ciencia-ficción.

See also  “Los niños no son muñecos para ganar seguidores”: así les afectan las bromas virales en TikTok | Tecnología

Según su sinopsis, es el retrato de “una mujer madura que se atreve a hacer caso a sus deseos en un país en el que los derechos femeninos están altamente restringidos”, y es suficiente con saber eso para entender por qué el tiránico gobierno de Teherán no solo ha confiscado los pasaportes de sus directores, Maryam Moghadam y Behtash Sanaeeha, sino que también parece dispuesto a llevarlos a juicio por delitos relacionados con la película. Tras conocerse los hechos, 30 organizaciones relacionadas con el mundo del cine, entre ellas la Berlinale, firmaron una carta abierta en la que reclamaban a las autoridades iraníes que retiraran todos los cargos contra la pareja.

Observa a un actor aquejado de una deformidad facial que se convierte en un hombre bello tras someterse a un tratamiento experimental, y que a pesar de la aparente mejora sigue sintiéndose como un perdedor miserable. Definida como algo a medio camino entre una película de Woody Allen y un episodio especialmente bizarro de La dimensión desconocida, es a la vez una sátira de la vanidad consustancial al oficio actoral y una crítica a la obsesión de la sociedad por lo que conocemos como “normalidad”. La protagoniza Sebadtian Stahn, conocido principalmente por sus quehaceres en el Universo Cinematografico de Marvel. 

La ópera prima de la cineasta grancanaria está protagonizada por su propia madre y dos de sus tías, y se sitúa en un punto indeterminado entre el documental y la ficción para contemplar a tres hermanas que, tras reunirse para poner en orden el reparto de las tierras que hace un tiempo heredaron, se ven sorprendidas por la entrada en erupción de un volcán. Es uno de los cuatro largometrajes de producción total o parcialmente española presentes este año en la Berlinale. Los otros tres son Los tonos mayores, de Ingrid Pokropek, The Human Hibernation, de Anna Cornudella, y Reinas, de Klaudia Reynicke.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button