La testifical de Torres en el caso Villarejo queda sin efecto en la Audiencia Nacional


La declaración que prestó en calidad de testigo el presidente del BBVA, Carlos Torres, en el marco del caso Villarejo no podrá ser tenida en cuenta en la Audiencia Nacional. Así lo ha decidido la Sala de lo Penal en un auto en el que da por finalizada la instrucción.

Estima así de manera parcial el recurso que presentó la entidad bancaria, investigada como persona jurídica en la causa, en contra de la decisión del juez Manuel García Castellón de prorrogar la investigación hasta el 29 de enero de 2024.

En la resolución, a la que tuvo acceso ABC, la Sala deja sin efecto el auto en el que acordó esta medida así como todas las diligencias llevadas a cabo después del 25 de julio de este año, incluida la comparecencia de Torres el pasado 16 de octubre en la Audiencia Nacional. En concreto, se anula el auto del 25 de julio que citaba al presidente del BBVA. Con todo, se mantienen las diligencias acordadas anteriormente y que aún no se habían practicado. Y se trata de un asunto clave, los informes periciales que las acusaciones particulares habían reclamado sobre la documentación aportada por el banco.

Consiste en que cada experto de parte analice los criterios de búsqueda o ‘hits’ seleccionados por los auditores que nombró el BBVA (PriceWaterhouseCoopers) y extraiga sus propias conclusiones, una prueba fruto de la desconfianza que ha sobrevolado toda la instrucción por el hecho de que fuese la entidad, imputada como persona jurídica, quien estuviese aportando prueba a la causa.

En el auto, los magistrados cierran además la puerta a que se vuelva a ampliar la investigación. «No habrá en ningún caso una nueva prórroga». La Sala de lo Penal ya se pronunció el pasado 18 de julio sobre los plazos de investigación en esta pieza separada y consintió que siguiese abierta para recibir las diligencias que quedaban pendientes, si bien, como explica ahora el Tribunal, aquella resolución «no especificó tanto, sino que se limitó a la mera confirmación de la prórroga»,

See also  sueldos de más de 3.000 euros al mes sin salir de España

Ahora, ante un nuevo recurso del BBVA por la extensión de este asunto, concreta que «la voluntad del órgano de que no se resolvieran más prórrogas que sirvieran para introducir más diligencias de investigación quedaba de manifiesto» en aquel auto. De ahí que aclare que consiente la resolución de los temas que quedaban pendientes, pero no emprender diligencias nuevas.

Carlos Torres acudió a la Audiencia Nacional a declarar como testigo en la causa que investiga los contratos por 10 millones que la entidad encadenó durante una década con las empresas del comisario José Manuel Villarejo, el Grupo Cenyt.

Su versión

Tampoco es que su declaración marcase un antes y un después en la situación procesal del banco, como informó este diario. Estaba llamado a esclarecer si la política de cumplimiento había sido lo suficientemente sólida como para exonerar a la entidad de responsabilidad penal en este caso, habida cuenta de que preside el comité que vela por estos asuntos.

Pero según informaron en fuentes jurídicas, Torres sostuvo que nada sabía de la relación del BBVA con Villarejo hasta mediados de 2018 y que no tuvo conciencia de la magnitud del problema hasta enero de 2019 y a partir de ahí, poca información manejaba porque la entidad delegó la auditoría en el bufete Garrigues y la consultora PwC. Señaló que aquel julio, el entonces responsable del área jurídica, Eduardo Arbizu -ahora imputado-, le dijo que recopilaría información y en octubre ya cobró forma lo que sería una investigación interna. En la causa, además del banco, están imputados el expresidente de la entidad Francisco González, así como una decena de exdirectivos.

See also  'IoT' sin baterías para abonar la agricultura sostenible

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button