La primera jornada de huelga en Iberia acaba con algunos retrasos y pocos incidentes


La primera de las cuatro jornadas de huelga convocadas por los sindicatos UGT y CC.OO. en la filial de servicios de tierra de Iberia se saldó este viernes con algunos retrasos y con pocas cancelaciones más de las ya programadas por la aerolínea, alrededor de 440 entre hoy y el próximo lunes en todos los aeropuertos españoles. Desde la compañía destacaron la normalidad con la que transcurrió la jornada del viernes, más allá de lo que cabe esperar para las fechas navideñas, y aseguraron que el seguimiento de los trabajadores sin carta de servicios mímimos fue de apenas un 15,62%. Los sindicatos convocantes, sin embargo, apuntaron a que se registraron numerosos retrasos y que algunos aviones partieron sin maletas por las protestas del personal.

Iberia espera que la jornada más problemática de protestas se produzca el domingo coincidiendo con la operación retorno, mientras la posibilidad de que se diluyan las huelgas es cada vez menor. Las tensiones entre compañía y sindicatos siguen elevadas de tono y los reproches entre ambos tuvieron continuación durante el viernes. El director corporativo de Iberia, Juan Cierco, tildó la convocatoria de «irresponsable» e «incoherente». «Los sindicatos que la convocan para exigir el ‘autohandling’ son los mismos que se han manifestado en reiteradas ocasiones en contra de este proceso porque, en su opinión, pervierte el sentido de los repartos de las licencias, acortando el negocio para las empresas adjudicatarias, lo cual repercute negativamente en las condiciones laborales de los trabajadores», señaló el directivo de la aerolínea.

Desde UGT, por su parte, apuntaron a que la actitud de la compañía durante el día de hoy continuó en línea «pasiva» y «rayando la irresponsabilidad y la falta de respeto hacia su plantilla». Al contrario que Iberia, el sindicato aseguró que el seguimiento de la huelga fue amplio -contabilizaron hasta 150 efectivos concentrados en Barcelona-El Prat- y en consecuencia se registraron numerosos retrasos e incluso hubo aviones que salieron desde Barcelona y Bilbao hacia Madrid sin maletas. Un extremo que fue confirmado por Iberia y que obligó a la compañía a fletar camiones para trasladar los equipajes hacia la capital.

See also  Premier League: Son rechaza tomarse un selfie con una fan... por un acuerdo publicitario

Además de Barajas, el aeropuerto más afectado fue el de Barcelona-El Prat donde Iberia Airport Services brinda servicio a las aerolíneas de IAG, el holding que controla Iberia. Desde Vueling, la compañía con más presencia en la infraestructura, estimaron un impacto «mínimo» y apuntaron a que el 90% de los pasajeros ya han aceptado un vuelo alternativo o el reembolso, «en la mayoría de casos el mismo día de su vuelo original».

El conflicto tiene su germen en el fracaso de Iberia durante el concurso de ‘handling’ resuelto por Aena a finales de septiembre. Tras perder ocho aeropuertos, entre ellos el de Barcelona-El Prat, aerolínea y sindicatos se enzarzaron con el gestor de los aeropuertos españoles para tratar de revisar el concurso, pero sin éxito -el Tacrc y la Audiencia Nacional han tumbado el recurso de Iberia para impugnar la licitación de varios de los lotes- e incluso llegaron a convocar movilizaciones para el Puente de la Constitución. Ante la negativa, los sindicatos pidieron soluciones a la antaño compañía española de bandera por el temor a ver sus condiciones laborales degradadas. Son alrededor de 3.000 empleados de Iberia Airport Services, los afectados por la subrogación y 8.000 los llamados a la huelga hasta el próximo lunes.

Para el día de hoy se habían programado 483 vuelos operados por el Grupo Iberia -Iberia, Iberia Express y Air Nostrum-, y a las 18:30 horas habían operado 340 vuelos, según han apuntado desde la aerolínea.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button