la peli que se ríe de la derecha española sin hacer demasiada sangre



El personaje encarnado por Antonio Resines en imágenes retrospectivas, un empresario cántabro y de derechas llamado José María, acaba de fallecer cuando arranca la acción de Ocho apellidos marroquís. Los presentes en su funeral realzan lo mucho que contribuyó a la marca España. Todos y todas son racistas, machistas y seguro que homófobos, aunque no aparece ningún homosexual al que le puedan hincar el diente. Viven en una pequeña localidad de la cornisa cantábrica llamada Pelayos. Lucen la bandera española en la funda del móvil, cadenas del reloj de pulsera, cinturones del pantalón y llaveros. 

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button