La industria farmacéutica alerta de la pérdida de competitividad en Europa frente a EE.UU y Asia


«Necesitamos por tanto recuperar la competitividad perdida en Europa respecto a Estados Unidos y Asia a través de una nueva legislación farmacéutica europea que proteja la propiedad industrial y promueva la innovación». Es el mensaje que lanza la industria farmacéutica en España, durante su encuentro estos días en la Universidad Menéndez Pelayo (UIMP), en Santander organizado por la patronal Farmaindustria.

Según datos aportados por la patronal española, a principios de la década de los noventa el 41% de los nuevos medicamentos se originaban en Europa, mientras que en el periodo 2017-2021, sólo fueron el 21%. La explicación de este cambio es la apuesta por la inversión en I+D en los últimos años. En el periodo 1990-2020, mientras que la inversión en I+D farmacéutica en Estados Unidos se multiplicó casi 11 veces (pasó de representar un 33,6% de la inversión total a un 50,2%), Europa sólo la multiplicaba por 5 (pasando del 48,8% a un 32,0%). En el caso de China, por el contrario, la inversión ha pasado, en el periodo 2000-2020, de un 0,5% a un 8,0%.

Así lo ha explicado la directora general de la Federación Europea de la Industria Farmacéutica (Efpia), Nathalie Moll, para quien la propuesta de revisión de la legislación farmacéutica presentada recientemente por la Comisión Europea contiene aspectos positivos, pero también otras medidas que acrecentarían esta pérdida de competitividad. Entre los aspectos positivos de la reforma presentada, ha destacado «la agilización del proceso de autorización de medicamentos por el proceso centralizado a nivel europeo y la propuesta de ‘vouchers’, de bonos transferibles, para incentivar la investigación en antimicrobianos prioritarios».

See also  Europa League: Mourinho on the World Cup: "You look at Sevilla and also think they've won it all"

«Sin embargo –ha añadido-, la revisión apunta también medidas que representan un serio riesgo para el modelo productivo de I+D y la competitividad del sector en Europa». Así, una de las medidas erosiona los incentivos regulatorios para medicamentos innovadores, con una reducción del periodo básico de protección de datos regulatorios de 8 a 6 años y una reducción de la exclusividad comercial de los medicamentos huérfanos de 10 a 9 años.

Además, la reforma adopta una definición legal restrictiva de las llamadas necesidades médicas no resueltas. Incluso, algunos aspectos de la propuesta de Evaluación del Impacto Medioambiental, ha apuntado Moll, podrían afectar negativamente tanto a los tiempos de acceso a nuevos tratamientos como al mantenimiento en el mercado de medicamentos consolidados (autorizados antes de octubre de 2005), con consecuencias negativas para los pacientes. De hecho, según Moll, la actual propuesta de revisión no sólo pondría en riesgo la inversión en innovación en Europa, «sino que podría impactar negativamente en el acceso de nuestros ciudadanos a los mejores y más innovadores medicamentos».

En la misma línea que la directora general de Efpia se han manifestado en el mismo Encuentro varios representantes de compañías farmacéuticas en España, que han participado en la mesa redonda Las empresas radicadas en España ante la reforma de la legislación farmacéutica europea. Los representantes de Daiichi Sankyo, Almirall, Roche Farma y Amgen han advertido que la disminución de incentivos a la I+D que recoge la revisión actual pone en peligro que las inversiones mundiales del sector acaben en nuestro país.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button