La era del trabajo híbrido da alas al negocio del ‘coworking’


La subida fulgurante de Wework puso en el mapa la oficina flexible, pero en apenas cinco años este gigante con pies de barro se ha desmoronado, pasando de valer 47.000 millones de dólares a declararse en bancarrota. A pesar de que este descenso a los infiernos no es una buena noticia, el modelo en España puede considerarse a salvo de cualquier contagio. «Es una empresa con dificultades hace tiempo, y sus problemas no son extensibles al resto de la industria, ya que su situación no proviene tanto de su actividad sino de su gestión en particular», comenta Eduardo Salsamendi, presidente de ProWorkSpaces.

El portavoz de la patronal del ‘coworking’ en nuestro país destaca la visibilidad que proporcionó a este negocio la compañía fundada por el excéntrico Adam Neumann, hasta el punto de que hoy podemos presumir de contar con «un sector robusto, cada vez más asentado y con un futuro prometedor, que demuestra que el ‘coworking’ es una opción viable y sostenible», revela Óscar García, CEO de First Workplaces.

Las cifras apoyan la buena salud de este segmento, donde los grandes operadores son propietarios de más de 6.000 espacios y cuentan con 54.000 usuarios, alcanzando una facturación de 259 millones de euros y abarcando una cuota de mercado del 59%, según recoge el último informe de CoworkingSpain. Además, la concentración de las oficinas flexibles en capitales de primera línea como Madrid y Barcelona se va superando con la diversificación hacia otras ciudades como Málaga, Sevilla, Valencia y Alicante, que sumaron en el tercer trimestre de 2023 alrededor de 500 puestos transaccionados, según CBRE. Las previsiones para este formato son brillantes, tal y como asegura Savills, que pronostica que, en 2030, el 30% de los espacios de trabajo atenderán a este formato a nivel mundial.

El fin de la crisis sanitaria nos hizo despertar del sueño del teletrabajo, al que nos acostumbramos de buen grado. Las compañías encontraron una fuerte resistencia por parte de sus empleados a emprender el camino de vuelta a las oficinas tradicionales, dando pie a la extensión del trabajo híbrido. «La pandemia puso de manifiesto que las empresas han de ser capaces de adaptarse y modificar sus espacios de trabajo de acuerdo con las necesidades de cada momento», indica Salvador Aguilar, Responsable Agile Practice en CBRE España. Lo que hubiera costado años implantar, pisó el acelerador gracias al Covid-19, que «modificó completamente la manera de entender el trabajo y supuso un punto de inflexión, pues empresas y trabajadores se vieron forzados a adaptarse a nuevas fórmulas», admite Xavier Bassons, CEO de Monday.

See also  El día que Twitter mató a Savater y Perales y era mentira: así se difunden los bulos sobre la muerte de famosos | Tecnología

Satisfacción

La búsqueda de una mayor flexibilidad encontró respuesta en el ‘coworking’, que ofrece a las empresas «una opción de espacio de trabajo flexible en la que no tienen que preocuparse por ninguna gestión porque son espacios con excelentes instalaciones, bien ubicados y que cuentan con todos los servicios incluidos», define Gabriel Espín, CEO de Aticco.

Las compañías son conscientes de que el trabajo híbrido es una palanca que eleva la satisfacción de sus plantillas y que es capaz de luchar contra el presentismo laboral y el mero acto de calentar la silla, incrementando la productividad hasta un 39%, según un estudio de IDG Research. Un mayor equilibrio entre lo laboral y lo personal se postula como una de las consecuencias más positivas. «Gracias a este sistema, los empleados disponen de más tiempo para conciliar», asegura Philippe Jiménez, Country Manager de IWG en España, subrayando la importancia de la salud, «especialmente, la salud mental, que se erige como uno de los aspectos que más priorizamos en estos momentos».

Imagen principal - El crecimiento de este modelo de negocio va unido a la oferta de espacios para combinar el trabajo y el relax, como ocurre en las zonas ajardinadas, con piscina incluida, de las instalaciones de Aticco en el Fórum de Barcelona
Imagen secundaria 1 - El crecimiento de este modelo de negocio va unido a la oferta de espacios para combinar el trabajo y el relax, como ocurre en las zonas ajardinadas, con piscina incluida, de las instalaciones de Aticco en el Fórum de Barcelona
Imagen secundaria 2 - El crecimiento de este modelo de negocio va unido a la oferta de espacios para combinar el trabajo y el relax, como ocurre en las zonas ajardinadas, con piscina incluida, de las instalaciones de Aticco en el Fórum de Barcelona
Trabajar y desconectar en el mismo espacio
El crecimiento de este modelo de negocio va unido a la oferta de espacios para combinar el trabajo y el relax, como ocurre en las zonas ajardinadas, con piscina incluida, de las instalaciones de Aticco en el Fórum de Barcelona
ABC

En un entorno cada vez más competitivo, ser versátil juega a favor de la supervivencia corporativa. «Ya son empresas de todos los tamaños las que buscan modelos de oficinas ágiles que reduzcan sus compromisos contractuales y minimicen el riesgo de sus inversiones», comenta David Vega, CEO de Lexington.

See also  Venanzio Postiglione, vicedirector del 'Corriere della Sera': “La gente quiere saber lo que es verdadero y lo que es falso”

Un análisis de IWG destaca que el 81% de los directores financieros considera que el trabajo híbrido representa un ahorro de recursos, posicionándolo como una estrategia efectiva para reducir costes a largo plazo. «Un creciente número de corporaciones no quiere asumir costes de implementación elevados antes de haber consolidado su estructura de personal, mitigando de esta manera los riesgos», comenta Aguilar, que manifiesta que esta solución no solo es válida para empresas con necesidades cambiantes, sino que también «es frecuente encontrar empresas que comienzan a integrar espacios flexibles en sus oficinas convencionales, apostando por una combinación de ambas filosofías para fomentar la colaboración y el trabajo en equipo entre sus empleados».

Además del aspecto financiero entendido en términos de capex, las empresas ven el ‘coworking’ como una oportunidad para alinearse con la sostenibilidad, puesto que resulta incompatible tener una política seria de RSC que abogue por la lucha contra el calentamiento global y obligar a tus empleados a acudir cinco días a la semana a la oficina. «Según un estudio reciente que realizamos con la firma de diseño e ingeniería ARUP, el modelo híbrido podría colaborar hasta en un 70% en la reducción de emisiones», confirma Jiménez.

La factura de estos espacios también se pone del lado del planeta, con «diseños que priman el uso de materiales ecológicos y la apuesta por sistemas de gestión eficiente de los consumos para reducir el impacto ambiental», valora Bassons. La tecnología gana relevancia, integrando «prestaciones que permiten interactuar al usuario con el espacio y sus funcionalidades a través de unos pocos clics, mediante huella digital o con el smartphone como aliado», confirma Vega. En cualquier caso, cualquier disrupción vendrá motivada por la funcionalidad, porque lo que primará «no será el factor estético y lúdico, sino aspectos técnicos como la insonorización, la seguridad y la privacidad», explica Aguilar.


Como sucede en muchos de estos espacios, las instalaciones de Space están preparadas para fomentar el trabajo colaborativo y aumentar las posibilidades de ‘networking’ entre los usuarios


abc

Aunque la incertidumbre es alta, este mercado tiene un gran potencial de crecimiento. «En los próximos años será importante el papel que jueguen los propietarios para que, con fórmulas de management, similar al hotelero tan extendido, se compartan inversión, riesgo y beneficios entre propietarios y operadores», prevé Salsamendi. Para García, «la clave estará en la capacidad de innovar y adaptarse, asegurando que el ‘coworking’ siga siendo una opción relevante y valiosa para empresas y organizaciones, independientemente de su tamaño». Esta elasticidad es capital porque el perfil de los usuarios es muy variado: «Un profesional autónomo que esté buscando el entorno para expandir su red de contactos, una empresa con objetivos de crecimiento, un emprendedor incursionando en el ecosistema startup…», enumera Espín.

See also  MADRID CON GAFAS PLURALES | Aquella vieja ruta del disco

Lo que no constituye una amenaza para el éxito de este segmento es la inclusión de un espacio de ‘coworking’ en las promociones de obra nueva. «Estas capas de servicio refuerzan las ventajas y capacidades del modelo de ‘coworking’, ofreciendo a los nuevos edificios una solución integral y adaptada a las necesidades cambiantes de los profesionales y empresas», incide García, pero en ningún caso esta moda va a reemplazar al ‘coworking’ profesionalizado. Desde la patronal insisten: «Nuestros clientes buscan mucho más que una mesa y una silla para trabajar; buscan un ecosistema completo en el que desarrollar su actividad con todos los recursos a su alcance en un entorno sólido y gestionado»·.

Por otro lado, en el aspecto territorial, la deslocalización jugará un papel fundamental, y no solo hacia plazas que, sin ser grandes urbes continúan teniendo un estatus cosmopolita, sino hacia entornos puramente rurales. Carles Méndez, profesor e investigador de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta Catalunya (UOC), confirma que «ciertos profesionales remotos han optado por escapar de la vida urbana, eligiendo vivir en entornos rurales y disfrutar de la naturaleza».

El perfil de ‘coworker’ rural es el de un autónomo de entre 30 y 45 años que teletrabaja en áreas como administración, consultoría, programación o edición y vídeo, según este experto. Los obstáculos que encuentra el ‘coworking’ rural para su expansión no son pocos. Además de carecer de acceso a internet de alta velocidad y la mentalidad cerrada de la población local, Méndez alude al compromiso político, pues «se debe invertir inicialmente en promoción e infraestructuras, así como financiar iniciativas para atraer emprendedores». Ejemplos como Cowocat rural en Cataluña o la asociación de espacios flexibles de la Sierra de la Demanda invitan a seguir la pista a una tendencia que contribuye a retener y atraer talento en la España vaciada.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button