La banca redujo el año pasado el número de pueblos sin servicio físico en 167 tras la presión pública


El año 2022 fue un punto de inflexión para la banca. La campaña ‘soy mayor, no idiota’, del jubilado Carlos San Juan, dio el pistoletazo de salida para repensar cómo era el servicio que se prestaba en los pueblos. A ello le siguió la presión del Gobierno, y las entidades adquirieron un compromiso público para mejorar la accesibilidad bancaria. Todo ello, ahora que se dispone de datos, ha dado resultados: según un informe del Banco de España, el año pasado los municipios sin acceso presencial a la banca se redujeron en 167.

«Entre 2021 y 2022 el número de municipios sin ningún punto de acceso presencial a los servicios bancarios se redujo en 167, lo que supone un 2,1% del total de municipios españoles y un 0,13% de la población. Esta reducción fue el resultado de la implantación, a lo largo de 2022, de al menos un punto de acceso presencial a los servicios bancarios en 223 municipios que no lo tenían en 2021, y del cierre del último punto de acceso presencial en 56 municipios que sí lo tenían en 2021», indica el supervisor en el documento publicado este jueves.

Tomando como referencia un estudio previo liderado por el académico Joaquín Maudos, en 2021 en España había 3.230 municipios sin ningún acceso a banca presencial, resultando afectados un total de 657.557 personas. Con las acciones llevadas a cabo esa cifra se ha reducido a 3.063 municipios, y alrededor de 595.000 personas afectadas, en un año, según cálculos de este periódico.

Esto no quiere decir que el sector financiero haya abierto nuevas oficinas en los pueblos españoles. De hecho, las sucursales en nuestro país cayeron el año pasado un 7,2% desde las 19.014 oficinas operativas a 31 de diciembre de 2021 hasta las 17.648 que estaban en funcionamiento a cierre de 2022. Lo que han hecho las entidades es potenciar los canales alternativos, más económicos que implantar una sucursal.

See also  Sin Ibai y protagonizado por la IA: así es el Rewind Hispano 2023

En el caso de los municipios más pequeños —con menos de 500 habitantes—, el número de oficinas bancarias se redujo un 11%, desde las 426 en 2021 hasta las 379 en 2022. Pero los canales alternativos han crecido desde los 1.109 en 2021 hasta los 1.354 en 2022 (un 22,1% más). «De este modo, a pesar de la caída en el número de oficinas bancarias, el número total de puntos de acceso a los servicios bancarios en los municipios más pequeños aumentó un 12,9% a lo largo de 2022. Este incremento se debió, principalmente, a las oficinas móviles (ofibuses) —que registraron un aumento del 34,2% (de 374 a 502)—, a los agentes financieros —que aumentaron un 36,8% (de 95 a 130)— y a los cajeros automáticos —que se incrementaron un 17,5% (de 424 a 498)—», recoge el Banco de España.

En este sentido, hay que recordar que la banca firmó en octubre de 2022 con el Gobierno un documento en el que se comprometían a dar servicio presencial al 100% de los municipios españoles, prestando especial atención a aquellos en los que actualmente no haya un punto físico. «El objetivo es asegurar el acceso presencial a los servicios financieros en todos los municipios españoles, atendiendo de forma prioritaria a los que actualmente no cuentan con ningún punto de acceso presencial o solo disponen de uno. Esta hoja de ruta permite alcanzar la inclusión financiera total que ofrece un punto de acceso físico a servicios bancarios en municipios que nunca lo han tenido de manera previa», indicaron las patronales AEB, CECA y Unacc en un comunicado conjunto.

See also  Atrapan a un capo de la mafia italiana tras su fuga de película con unas sábanas

En el caso de los municipios de más de 500 habitantes el panorama ha sido distinto. En ellos, «la reducción en el número de oficinas bancarias entre 2021 y 2022, del 7,1%, fue menos acusada que en el caso de los municipios más pequeños, mientras que el aumento en los medios alternativos, del 1,1%, fue más modesto». De esta manera, las localidades grandes perdieron un 1,1% de puntos de acceso bancario presencial. Así las cosas, en términos generales en España, entre todos los municipios, «una vez que se tienen en cuenta tanto las oficinas bancarias como los canales alternativos, entre 2021 y 2022 se registró una caída del 0,8% en el número total de puntos de acceso presencial a los servicios bancarios».

Los pueblos han salido beneficiados de la presión social ejercida con la citada campaña y con la insistencia del Gobierno hacia la banca para que preste un mayor servicio a aquellos que estuvieran excluidos financieramente hablando. Y esto ha dado resultados no solo en términos de acceso, sino que también el panorama es mejor en comparación a otros servicios básicos.

«Si observamos los porcentajes de población y de municipios sin acceso presencial a los diferentes servicios, la conclusión es que la cobertura relativa a los servicios bancarios mejoró en mayor medida que la relacionada con otros servicios, dado que el porcentaje de municipios sin acceso presencial a los servicios bancarios se redujo en mayor medida que el porcentaje de municipios sin acceso presencial a cualquier otro tipo de servicio», indica el supervisor.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button