NEWS

Karin Kneissl, la exministra austriaca que bailó con Putin en su boda se muda a San Petesburgo con sus ponis en un avión militar ruso


Se llama Karin Kneissl. Fue ministra de Asuntos Exteriores de Austria, pero se la recuerda especialmente por haber invitado a su boda, en 2018 y en plena tormenta por el envenenamiento en Reino Unido del agente ruso Sergei Skripal, al presidente ruso Vladimir Putin y bailar con él. Ahora, ha saltado a las portadas de medio mundo por su mudanza a San Petesburgo.

Y es que la exministra dirigirá en Rusia un centro académico, como ha informado esta semana la agencia estatal de noticias TASS.

Se trata del centro G.O.R.K.I, el Observatorio Geopolítico para las Cuestiones Clave de Rusia en la Universidad de San Petersburgo, según la agencia rusa.

«Yo cofundé el centro G.O.R.K.I. y lo administro», ha afirmado Kneissl. «Como hay mucho trabajo allí y requiere mucha atención, no puedo hacerlo de pasada, decidí mudarme a San Petersburgo para este trabajo», explicaba hace unos días. La austriaca también es parte de la junta directiva de la compañía petrolera Rosneft.

Un avión militar para la mudanza

Sin embargo, la mudanza tiene más miga de lo que a priori podría suponerse. Kneissl no se ha trasladado sola, sino que se ha llevado consigo a sus dos ponis que han sido trasladados a Rusia desde Siria en un avión militar ruso, según informa ‘The Guardian’. Un avión que, según el medio ruso ‘The Insider’, fue apartado del transporte de tropas para realizar este servicio.

Kneissl llevaba años viviendo en Francia, donde se había convertido en un personaje polémico tanto allí como en su país de origen, por sus participaciones como colaboradora del canal Russia Today, considerado por muchos como un arma de propaganda del Kremlin.

See also  Siete de cada diez empresas detectan escasez de talento dentro y fuera de sus compañías

En Telegram, Kneissl se mostraba sorprendida de que su mudanza se hubiera convertido en un tema «político». Y explicaba que había enviado sus «libros, ropa y ponis de Marsella a Beirut a través de DHL» en junio de 2022 tras haber sido «desterrada» de Francia.

Ahora, que iba a establecer su residencia en Rusia, y «debido a las sanciones (por la guerra), no hay vuelos ni DHL, tuve la posibilidad de acompañar un vuelo de transporte ruso desde Siria a Rusia, por lo que estoy muy agradecida», escribía en la red social.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button