FLAMENCO | Arranca una Suma Flamenca de grandes nombres y pocos estrenos



“Esta se puede considerar una edición de transición: las tres anteriores iban con un concepto muy marcado y esta es más abierta, no tan centrada en una idea”. Antonio Benamargo (Málaga, 1954) decidió que esta fuese la línea para la 18ª edición de Suma Flamenca, el festival anual que organiza la Comunidad de Madrid bajo su dirección artística. Con el lema Crisol flamenco, Benamargo pretende mostrar todas las sensibilidades que conviven en este arte. Es la cuarta edición que dirige, pero hasta el pasado febrero no supo si seguría, siempre supeditado a los tiempos políticos marcados por la nueva legislatura.

Ese crisol que imaginaba Benamargo arranca este martes 17 de octubre con el espectáculo Tercer Cielo de la cantaora Rocío Márquez y el músico electrónico Bronquio. Abre con cante el festival porque “el aficionado de Madrid es sobre todo aficionado al cante”, pero lo hace con una de las propuestas más rompedoras de los últimos años, un espectáculo que, según él, va mucho más allá del disco y tiene una puesta en escena tan importante como la propuesta musical.

Márquez y Bronquio traen Tercer Cielo a Madrid por tercera vez. Después del aperitivo que ofrecieron con motivo del Día Internacional de los Museos en mayo de 2022, poco antes de que se publicara el disco, lo presentaron en el marco del Festival Internacional de Verano de El Escorial en agosto de aquel año, y repitieron en septiembre en Condeduque. En los dos casos, vendieron todas las entradas. Y ahora, han vuelto a hacerlo en tan sólo unas horas.

Sorprende que un espectáculo que ya se ha visto en la capital tres veces vuelva a colgar el no hay billetes en tan poco tiempo, igual que sorprende que el principal festival de flamenco de la Comunidad no arranque con un estreno. “Para mí, sinceramente, es mucho más cómodo programar algo que ya se ha estrenado, porque ya sabes que el artista ha ido dándole vueltas y seguro que ha hecho ajustes”, explica Benamargo, que aclara que la decisión de estrenar o no en Madrid depende sobre todo de que a los artistas que él quiere programar les encaje por fechas.

See also  Los protagonistas que darán en 2023 una nueva dimensión al viaje de transformación

En esta edición de la Suma no se verán muchos estrenos absolutos. La mayor parte de los espectáculos programados han pasado ya por otros festivales y teatros. Es el caso de Mayte Martín, que ofrece un recital de cante bajo el título de Flamenco íntimo, o de obras como La confluencia, la propuesta de Estévez/Paños, el recital Recordando a Marchena, de Sandra Carrasco y David de Arahal, Viva, de Manuel Liñán, o La Leona, de Olga Pericet. Lo que sí distingue el programa son algunos que sí son estrenos, pero en la Comunidad de Madrid: Más que baile, de Ana Morales; Chalabeando, de Javier Colina; o../o../o./o./o. (soleá), de María Moreno, o Jardín impuro, de Andrés Marín, entre otros.

Todos estos se verán en las diferentes salas de los Teatros del Canal, epicentro de Suma Flamenca. Unos teatros que, en el curso de su programación anual, llevan desde hace tiempo apostando por el apoyo a la creación -a través de su programa anual Canal Baila, en el que cada año se incluyen al menos un par de propuestas flamencas- como por las coproducciones con escenarios como el Théâtre de la Ville de París o festivales como la Bienal de Flamenco de Sevilla o el Festival Grec de Barcelona, que luego incluyen en su programación anual ordinaria. “Trato de no pisar a los teatros del Canal”, explica sobre esto el director de la Suma, “pero eso va por otro lado. Yo no hago colaboraciones de producción con otros festivales, me limito a hacer la programación de la Suma y ya está” .

Lo que no faltará en esta edición de Suma son los grandes nombres del flamenco actual. Algunos son veteranos, como el cantaor José de la Tomasa, que ofrecerá un recital en el que repasará sus 50 años en el cante. El del sevillano aún cuenta con unas pocas entradas disponibles, mientras ya hay otros siete que han colgado el ‘no hay entradas’. Además de Márquez y Bronquio, lo han hecho Mayte Martín, Arcángel, Sandra Carrasco y David de Arahal, Manuel Liñán, Estrella Morente y Rafael Riqueni y Eva Yerbabuena.

See also  Vin Diesel, demandado por una supuesta agresión sexual ocurrida en 2010

Morente y Riqueni, igual que ocurrió con Rocío Márquez, agotaron las entradas en unas pocas horas. “Estrella es una estrella”, bromea Benamargo. Será uno de los conciertos más esperados, un viaje “a los tiempos de los niños, finales de los años 20 y principios de los años 30″, dice. Morente hará un recital inspirado en una de sus grandes referencias desde los inicios de su carrera, la Niña de los Peines, que además inspira el cartel de la Suma como máximo exponente del crisol flamenco que es esta edición. “La mejor cantaora de todos los tiempos”, dice rotundo.

Creadora de muchos estilos, la Niña de los Peines siempre ha sido un espejo en el que se ha mirado Morente, pero su recital también recogerá la marca de otras cantaoras de aquel tiempo en el que vivió Pastora Pavón: Niña de Antequera, la Niña de la Puebla… “Es una propuesta de Estrella, ha querido retomar la idea de un concierto que hizo en Logroño hace unos cuantos años”. Le acompañará el maestro Riqueni, que se inspirará para la ocasión en los guitarristas de la misma época, principalmente el gran referente de su generación Niño Ricardo, pero también en otros como Melchor de Marchena.

El cierre del festival lo pondrá el 5 de noviembre un espectáculo que podría calificarse de reestreno: Yerbagüena, un solo de la bailaora Eva Yerbabuena que mantiene vivo desde el año 2000 pero ahora ha vuelto a coreografiar desde la madurez. “Ella tiene ahora en cartel otra propuesta”, dice Benamargo refiriéndose a Re-fracción (desde mis ojos), creado para la última Bienal de Flamenco de Sevilla junto a Juan Kruz Diaz de Garaio Esnaola y que pasó por los Teatros del Canal en enero. “Se acordó de que yo siempre le decía que se pusiera Yerbagüena como nombre artístico, que le iba a traer buena suerte, y para esta Suma me dijo: voy a ponerme los dos puntitos y le voy a dar una vuelta a aquel espectáculo, lo voy a cambiar por completo para que sea un estreno absoluto”, explica Benamargo.

See also  SUMA FLAMENCA MADRID | El fenómeno 'Viva' de Manuel Liñán

La veterana bailaora granaína contará, además de su elenco habitual (bajo la dirección musical de su compañero de vida y carrera Paco Jarana), con una colaboración especial de Sandra Carrasco.

Flamenco en la periferia

Noticias relacionadas

Benamargo dirige la Suma Flamenca desde 2020. Antes que él lo hicieron la bailarina Aída Gómez (2016-2020) y su creador, Juan Verdú, durante los primeros 20 años. Aquella primera época la marcó una programación en el Teatro Albéniz hasta su cierre en 2008. Después, con su traslado a los Teatros del Canal, la cita madrileña ha apostado también por incluir propuestas fuera de la M-30, principalmente en Vallecas. «Allí siempre ha habido mucha afición por el cante», explica su responsable. Por los centros culturales Pilar Miró y Paco Rabal pasarán los cantaores David Pino, Pedro Barragán, Enrique Pantoja, La Fabi & el Turry, Rafael de Utrera, Yeyé de Cádiz & Carmen de la Jara y la bailaora madrileña Vanessa Coloma -«una bailaora muy vinculada con Vallecas»-, que mostrará su Castiza, un espectáculo que ya ha pasado por los escenarios madrileños con anterioridad.

Y además de Vallecas, la Suma llevará varias propuestas a otros municipios de la Comunidad, como San Lorenzo del Escorial, Rascafría, La Cabrera, Colmenarejo del Arroyo y Hoyo de Manzanares, en un intento no solamente de atender la afición por el flamenco en estas localidades, sino de arrastrar al público madrileño a otros lugares de la región.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button