SPORTS

Enfermedad de Stargardt: Michael Owen habla de la enfermedad incurable de su hijo, que tuvo que dejar el fútbol: “Está clínicamente ciego”


Michael Owen, mito del Liverpool y exjugador del Real Madrid, ha hablado en la prensa inglesa sobre la enfermedad incurable que padece su hijo de 17 años que lo dejó clínicamente ciego y le obligó a renunciar al fútbol.

James Owen, hijo de Michael Owen, soñaba con ser futbolista hasta que con 8 años le diagnosticaron la enfermedad de Stargardt.

La vista del joven James empeoró progresivamente durante su adolescencia y actualmente está “clínicamente ciego”.

La gente espera que me dedique al fútbol y solía disfrutarlo mucho. Pero estaba llegando a un punto en el que era demasiado difícil saber dónde estaba la pelota

James Owen

“La gente espera que me dedique al fútbol y solía disfrutarlo mucho. Pero estaba llegando a un punto en el que era demasiado difícil saber dónde estaba la pelota. Realmente dejé de disfrutar con el juego porque quería ser el mejor”, explicó el hijo de Michael Owen en ‘Mail Sport’.

Cuando era más joven realmente sentí lástima de mí mismo. Pensé “¿por qué yo?”. Pero estar molesto por esto no va a cambiar nada, así que mejor sigo adelante

James Owen

“Cuando era más joven realmente sentí lástima de mí mismo. Pensé “¿por qué yo?”. No puedo conducir, no puedo hacer esto, no puedo hacer lo otro… . Pero estar molesto por esto no va a cambiar nada, así que mejor sigo adelante”, se sinceró James, que sueña con “tener mi propio negocio y mantener a mi familia en el futuro”.

Michael Owen relata como ha vivido la enfermedad de su hijo: “Gritaba de dolor. Simplemente piensas “¿por qué?”

Michael Owen confiesa en una charla con Kathryn Batte que “cuando alguien se te acerca en el pub y te pregunta “¿tu hijo juega?” solo quieres cambiar de tema. Probablemente eso haya sido lo más difícil a lo largo de los años”.

See also  Fichajes: Mercado de fichajes en la Premier League: rumores, altas y bajas para la temporada 2023-24

El Balón de Oro en 2001 recuerda que “cuando James era muy joven y sus ojos probablemente estaban mejor que ahora, los campos eran más pequeños y todo estaba mucho más cerca para que pudiera ver mejor la pelota… era muy, muy bueno. Le dije a mi padre, a mi esposa y a todos, “tiene muchas posibilidades de ser futbolista”. Pero tan pronto como le diagnosticaron, dejó de hacerlo gradualmente. Lo sobrellevó bien”.

No fue nada fácil. El pobre niño tenía que ir al hospital cada dos minutos y tenía que quedarse allí, siendo valiente, mientras le metían cosas en el ojo

Michael Owen

Sobre los tratamientos médicos a los que tuvo que someterse su hijo Michael Owen relató que “no fue nada fácil. El pobre niño tenía que ir al hospital cada dos minutos y tenía que quedarse allí, siendo valiente, mientras le metían cosas en el ojo. Le picaban los ojos y gritaba de dolor. Simplemente piensas “¿por qué?”. Pero he visitado muchos hospitales a lo largo de mi vida y he visto a muchas personas menos afortunadas, así que hay que ponerlo todo en perspectiva”. Seguimos con la vida y lo pasamos muy bien”.

“A todo le saco el lado positivo. Tengo mucho de qué enorgullecerme porque James se ha convertido en un muchacho brillante”, apuntó Michael Owen, que junto a su hijo estrenará el documental ‘Football is For Everyone’ que se estrenará el 30 de enero en TNT Sports para crear conciencia sobre la enfermedad de Stargardt.

¿Qué es la enfermedad de Stargardt?: síntomas

La ‘American Academy of Ophthalmology’ define la enfermedad de Stargardt como “una enfermedad ocular que produce pérdida de la visión en niños y en adultos jóvenes. Es una enfermedad hereditaria”.

En su web oficial explica que “la enfermedad de Stargardt, a menudo se denomina, distrofia macular juvenil. En las personas que padecen la enfermedad de Stargardt, mueren unas células especiales que detectan la luz, llamadas fotorreceptores, ubicadas en la mácula. La visión central, o de detalle, se vuelve borrosa o tiene zonas oscuras. También puede resultar difícil ver bien los colores”.

El ‘National Eye Institute’ informa que “la enfermedad de Stargardt generalmente es causada por los cambios en un gen conocido como ABCA4. Este gen afecta la forma en que el cuerpo usa la vitamina A”.

Los síntomas son una pérdida lenta de la visión central en ambos ojos, puntos grises, negros o borrosos en el centro de la visión, sensibilidad a la luz y daltonismo.



Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button