El truco totalmente legal para pagar menos a Hacienda si te toca el Gordo de la Lotería de Navidad


Ganar uno de los tres premios grandes que se reparten en el Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad, que se celebrará el próximo 22 de diciembre, supone una importante inyección económica pero también genera al agraciado la obligación de ajustar cuentas con la Hacienda Pública. Desde el año 2013 está vigente en España el Gravamen Especial sobre Premios de Loterías y Apuestas, que establece un tipo impositivo del 20% sobre la cuantía de los premios obtenidos en este tipo de sorteos que superen la cifra de 40.000 euros.

Qué impuestos pagamos a Hacienda por ganar la Lotería de Navidad

La aplicación del gravamen hace que en caso de tener un décimo agraciado con el tercer premio, que está retribuido con 50.000 euros en el Sorteo de Navidad, haya que pagar 2.000 euros en impuestos -la cantidad equivalente al 20% de los 10.000 euros que exceden ese umbral de 40.000 que la norma declara exento -; que si tiene un décimo del segundo premio, recompensado con 250.000 euros, tenga que ingresar en Hacienda 42.000 euros siguiendo la misma lógica antes explicada; y que si la fortuna le sonríe con un décimo del Gordo de Navidad, pagado con 400.000 euros, la factura fiscal que le corresponda abonar a la Hacienda Pública ascienda a 72.000 euros, todo un pico.

Cómo pagar menos a Hacienda si te toca la Lotería de Navidad

Sin embargo, hay un cauce completamente legal para esquivar el pago de ese impuesto y abaratar así de forma significativa la factura fiscal asociada al ingreso de uno de los grandes premios del Sorteo de Navidad. Desde hace un par de años un broker del mundo de los seguros, Laguinda, ofrece con la cobertura de Axa un producto novedoso que permite a los jugadores asegurar sus décimos frente a la contingencia de que resulten premiados y tengan que hacer frente a la correspondiente factura fiscal.

El coste del contrato de seguro es de tres euros y asegura «la contingencia fiscal asociada a tener un décimo de lotería premiado», explican fuentes del broker, que precisan que el producto se ofrece desde el mes de octubre de 2021, cuenta con las preceptivas autorizaciones de la Dirección General de Seguros y no solo cubre los billetes de la Lotería de Navidad sino de otros juegos de azar como Euromillones, La Primitiva o la Bonoloto. Desde entonces Laguinda ha asegurado ya a millones de jugadores frente al coste fiscal de ganar uno de los premios que ofrecen estos juegos de azar.

La operativa es relativamente sencilla. El jugador registra su décimo en la página web o en la aplicación de Laguinda y abona los tres euros correspondientes al aseguramiento del décimo de la Lotería de Navidad (en el caso del resto de juegos el coste del contrato de seguro oscila entre los 15 y los 50 céntimos). Si este resulta premiado, se activa el aseguramiento y Axa entrega al titular del décimo la cuantía íntegra de la retención fiscal que le haya aplicado Hacienda por el décimo premiado a cuenta del gravamen especial del Gobierno en función de la cuantía del premio.

¿Significa esto que el titular del contrato de seguro habrá reducido a cero el coste fiscal derivado de ese premio?

No exactamente. El contrato de seguro cubre el coste íntegro derivado del impuesto especial sobre los premios de lotería, pero no exime al titular del décimo de declarar en el IRPF la indemnización recibida de la compañía aseguradora en su Declaración de Renta del año siguiente. La factura final dependerá de forma decisiva del lugar de residencia del agraciado, de forma que se abonará un máximo del 45% de esa cuantía si se reside en la Comunidad de Madrid y hasta un 54% si el agraciado vive en la Comunidad Valenciana.

See also  Las mejores casas prefabricadas para familias por menos de 25.000 euros

El broker Laguinda deja claro en su página web que este contrato de aseguramiento no ampara que se evadan impuestos de ningún tipo, sino que el agraciado que esté asegurado reciba de parte de la aseguradora el importe íntegro de los impuestos que haya tenido que depositar en la Hacienda Pública. Es decir, al premiado le retienen el 20% a la hora de cobrar el premio, pero luego recibe esa cantidad por el contrato de seguro rubricado.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button