NEWS

El republicano Mitt Romney pide a Biden y a Trump que se echen a un lado y dejen sitio a los jóvenes


El referente centrista del Partido Republicano deja el Capitolio al final de su actual mandato porque dice que si se presenta a la reelección como senador y la gana, tendrá 78 años al iniciar su segundo mandato y por lo tanto carecerá de la salud y el brío para servir como debe a la nación. Este anuncio de Mitt Romney contrasta con el estado actual de las elecciones presidenciales, en las cuales dos hombres de 81 y 77 años, Joe Biden y Donald Trump, aspiran a medirse de nuevo.

Según dijo Romney el miércoles, al anunciar su marcha: «He pasado mis últimos 25 años en algún tipo de servicio público. Al final de otro mandato, estaría en plenos ochenta. Francamente, es hora de una nueva generación de líderes. Ellos son los que deben tomar las decisiones que darán forma al mundo en el que vivirán».

Se marcha el senador con críticas tanto al presidente Biden como a Trump, contra quien votó en el proceso de ‘impeachment’ dos veces, primero por las presiones a Ucrania y después por el saqueo del Capitolio. Aunque Trump le consideró para el puesto de secretario de Estado brevemente y apoyó su candidatura al Senado en 2018, ambos se distanciaron. Las críticas crecientes de Romney le han acabado llevando a ser uno de los republicanos más atacados por el expresidente.

Romney, nacido en 1946, es hijo de un destacado político conservador, George Romney, que fue gobernador de Michigan entre 1963 y 1969. De joven, como la inmensa mayoría de mormones, fue misionero de su fe, y viajó a Francia y España en tal calidad. Después se metió en el mundo de los negocios y las inversiones de riesgo en Boston, y ganó una fortuna. Acomodado, entró en política. Primero fue gobernador de Massachusetts entre 2003 y 2007. Después se presentó a las primarias republicanas en 2008, que perdió, y que ganó en 2012. En las elecciones generales perdió contra Barack Obama.

See also  El islamismo radical recluta jóvenes alemanes en las redes sociales

«Francamente, es hora de una nueva generación de líderes. Ellos son los que deben tomar las decisiones que darán forma al mundo en el que vivirán»

Mitt Romney

Senador republicano

Tras un breve paso por la empresa privada, volvió a la política en las elecciones de 2018, dos años después de la inesperada victoria de Trump a la presidencia. Aprovechó que quedaba libre uno de los dos escaños al senado por Utah, el estado de mayoría mormona.

Recientemente, sobre todo desde las falsas denuncias de fraude electoral de Trump, Romney se ha convertido en un referente del ala centrista del partido, alabado sobre todo por los demócratas. Al anunciar su marcha, recibió una llamada del propio presidente Biden, quien quiso ofrecerle unas palabras de agradecimiento por su servicio en el Capitolio de forma personal.

Taques de Trump

Los ataques de Trump le habían complicado a Romney la permanencia en el cargo. A falta de un competidor fuerte, apoyado expresamente por Trump, ha ido subiendo y bajando en las encuestas, aunque las más recientes le dan un elevado índice de popularidad. El expresidente ha ido forzando la salida, uno a uno, de los diputados de su partido que votaron en su contra en los procesos de juicio político por ‘impeachment’.

Al enterarse de que Romney no se presentará de nuevo, Trump dijo en su red social, Truth: «No sirvió a esta nación con dignidad».

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button