El Estado vuelve a Telefónica 24 años después y comprará hasta un 10% de su capital para «salvaguardar sus capacidades estratégicas»


El Estado comprará hasta el 10% del capital social de Telefónica para «salvaguardar sus capacidades estratégicas». Así lo ha informado la SEPI en un hecho relevante enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Un movimiento que se produce en pleno proceso de entrada también de los saudíes STC y que tantas ampollas había levantado en el Gobierno de Pedro Sánchez; la SEPI, bajo control del Ministerio de Hacienda, se convertirá en el primer accionista.

Al precio de la cotización de hoy, el Estado debería desembolsar más de 2.000 millones de euros para entrar en el accionariado con ese 10% que pretenden. Telefónica, a cierre de mercado, tenía un precio por acción de 3,56 euros. Asimismo, la teleco cotiza también en Estados Unidos (a través de ADR) y minutos después de conocerse la noticia la acción allí repuntaba casi un 4%.

«Por la presente comunicamos que el Consejo de Ministros en su sesión de hoy ha acordado ordenar a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales («SEPI») que lleve a cabo la adquisición de hasta un 10% del capital social de la compañía Telefónica, SA (Telefónica)», según aparece reflejado en el documento enviado el supervisor bursátil. «Con una vocación de permanencia, la participación de SEPI permitirá proporcionar a Telefónica una mayor estabilidad accionarial para que la compañía alcance sus objetivos y, por ende, contribuirá a la salvaguarda de sus capacidades estratégicas. SEPI procederá a llevar a cabo los trámites y actuaciones que permitan poner en marcha el proceso para, minimizando el impacto en la cotización, completar la adquisición del volumen de acciones necesario», ha añadido la entidad.

La operación ha sido comunicada a la CNMV pero nada se ha dicho de ella en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. El Ministerio de Hacienda ha remitido un comunicado en el que destaca el «amplio despliegue de infraestructuras de telecomunicaciones que garantizan la conectividad y servicios digitales a ciudadanos y empresas españolas» que tiene Telefónica, al tiempo que ponen en valor la presencia de la teleco también en el sector de la Defensa.

See also  MERIENDAS VERANO ADELGAZAR | Meriendas saludables (y fáciles) para mantener la forma en verano

Hacienda refuerza la idea de que acometerán esta adquisición para reforzar la «estabilidad accionarial, preservar las capacidades estratégicas y de esencial importancia para los intereses nacionales». Es precisamente esos intereses nacionales en los que ha insistido mucho estas últimas semanas en el Ejecutivo. Asimismo, señala que la entrada en el capital de la compañía «va en línea con los países de nuestro entorno». En este sentido, recuerda que Alemania ostenta un 13,8% del capital de Deutsche Telekom; Francia, dispone de un 13,4% en Orange; o Italia, que ha adoptado en agosto de 2023 un acuerdo para incrementar hasta el 20% su participación en la compañía que agrupa los activos de telefonía fija de Telecom Italia.

Nadia Calviño, vicepresidenta primera y ministra de Economía, ha destacado la operación en su intervención en el Senado, tras hacerse público el anuncio a cierre de mercado. «Es, sin duda, la empresa más estratégica de nuestro país, no solo por su presencia en el ámbito de las infraestructuras de telecomunicaciones y en el de la innovación tecnológica, sino también en el ámbito de seguridad y la defensa. Por eso, en línea con otros grandes países europeos como Francia y Alemania, que están incrementado su participación en el capital de las grandes operadoras de telecomunicaciones estratégicas, hoy hemos acordado ordenar esta posibilidad de adquisición de hasta el 10% del capital de Telefónica. Una decisión que tiene por objeto dar estabilidad para que la empresa pueda lograr sus objetivos estratégicos y dar así una mayor estabilidad al desarrollo de todos estos planes en nuestro país», ha dicho.

See also  Europa avala sancionar a la banca por no evaluar bien la solvencia de sus clientes

Equilibrio accionarial

 

Así las cosas, este movimiento cambiará radicalmente el equilibrio accionarial en la compañía. El Estado regresa al accionariado y superará, así, a los otros grandes accionistas de la empresa; estos son los saudíes STC, Caixabank y La Caixa, BBVA y BlackRock.

Es precisamente el desembarco por sorpresa de STC el que despertó el interés del Gobierno por entrar en el accionariado de Telefónica. Directamente poseen el 4,9% del capital social, mientras que para otro 5% ostentan las opciones a través de instrumentos financieros. BBVA, por su parte, cuenta con un 4,87% de la compañía; BlackRock, un 4,48%; y Caixabank, un 3,5% y CriteriaCaixa, otro 2,53%.

Según fuentes consultadas, en el mercado se descuenta que el Estado, con esta operación, podría tener la opción a solicitar hasta dos puestos en el consejo de administración de la compañía, ahora presidido por José María Álvarez-Pallete, con Isidro Fainé en la vicepresidencia. A tener en cuenta los tres consejeros independientes que cumplen mandato en junio de 2024: Peter Loscher, Verónica Pascual y Claudia Sender; también cumpliría José Javier Echenique (vicepresidente y consejero coordinador). Isidro Fainé también acabaría mandato si bien es consejero dominical.

Ya a finales de octubre, el Gobierno se vio obligado a explicar a la CNMV cuáles eran sus intenciones ante los insistentes rumores de la posibilidad de que la SEPI entrar en el capital de Telefónica: «La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) viene monitorizando la situación de Telefónica, S.A. y está llevando a cabo un análisis exploratorio interno relativo a una eventual adquisición de una participación accionarial en dicha compañía. Dicho análisis por parte de SEPI no presupone la adopción de una decisión que suponga dicha adquisición», rezaba el comunicado de SEPI del pasado 30 de octubre. Eso sí, de llevarse a cabo, supondría el regreso del Estado al accionariado de Telefónica, 24 años después, tras su salida en 1997 y la posterior privatización total de la compañía en 1999.

See also  CASA RURAL EN MADRID | Diez alojamientos rurales para disfrutar del invierno en Madrid

Visión accionarial

La operación deja a la SEPI como principal accionista de Telefónica. Y la entrada de un Estado en cualquier compañía siempre despierta recelos en el mercado, así como en el capital social de la empresa en cuestión. En este caso, habrá que esperar a comprobar la reacción del mercado en la apertura de mañana.

Por lo pronto, fuentes cercanas a la teleco destacan que en el accionariado de la compañía no se ve del todo mal la entrada de accionistas, sea cual sea su condición, siempre que lleguen para dar estabilidad a la empresa. Caso distinto, apuntan, sería que en este caso un Gobierno, usando las armas del Estado, quisiera tomar el control de la empresa.

Asimismo, importante será también en el desembarco de la SEPI la política que vaya a seguir el Estado respecto al dividendo, que es uno de los principales atractivos de Telefónica para los inversores.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button