El campo europeo en llamas, bloqueos de carreteras y protestas en Francia, Grecia o Italia pasando por Alemania: ¿qué piden los agricultores?



El descontento por las políticas agrarias de la UE está influyendo en la agenda política y también en la de los ciudadanos de a pie: estos días, las protestas de los agricultores franceses llenan los espacios de los medios de comunicación. Este martes los manifestantes ya han bloqueado los accesos a París al tiempo que el Gobierno les ha pedido que limiten sus acciones y no perjudiquen la vida de los vecinos. Lo que está pasando en Francia es una extensión de lo que ya se ha ido viendo en otros países de Europa, como Alemania o Italia , en los que los agricultores han salido a protestar y han cortado vías. Con estas acciones se han dificultado aspectos en la vida de los ciudadanos tan simples como asistir a una cita médica o a una clase que ya estuviese programada, al estar las carreteras cortadas. A nivel general, los agricultores denuncian que cada vez tienen más complicado ganarse la vida, entre otras cosas, por el aumento de los costes de la energía, especialmente desde el inicio de la guerra de Ucrania, o la existencia de precios «disparatados» por ejemplo en fertilizantes. Noticia Relacionada estandar No Ayudas de la PAC, fin de la ‘policía medioambiental’… Las reclamaciones de los agricultores franceses en su nuevo estallido de ira contra Macron Dounia Sbai El campo francés lleva ya dos semanas de reivindicaciones para pedir medidas urgentes ante las normativas europeas cada vez más exigentes Las protestas tienen previsto llegar este jueves a la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno ante la sede de la UE, donde está prevista una tractorada en la que van a participar agricultores españoles. Alemania: miles de tractores en la Puerta de Brandeburgo Las reivindicaciones más recientes se remontan al pasado 18 de diciembre. Ese día, miles de tractores paralizaron la ciudad de Berlín , concentrándose ante la Puerta de Brandeburgo. Los agricultores alemanes centraron sus protestas en el recorte de las ayudas públicas y la retirada de las subvenciones que había anunciado el Gobierno de Olaf Scholz. En concreto, se pensaba recortar el subsidio al diésel agrícola y las exenciones que tenían los vehículos agrícolas y forestales de pagar impuestos de vehículos de motor. Tras las movilizaciones, el Gobierno afirmó que eliminaría en tres fases el subsidio al diésel agrícola, hasta 2026, al tiempo que renunció a eliminar la subvención a los vehículos. A los trabajadores les pareció insuficiente : querían que las cosas se quedasen como hasta ahora y que se les siguiese devolviendo 21,48 céntimos por cada litro de diésel. Italia corta puntualmente carreteras Hace unos días las protestas del campo llegaron también a las calles de Italia, donde se han ido convocando concentraciones y manifestaciones, al tiempo que se han organizado protestas que han cortado puntualmente las carreteras. Los trabajadores del campo italiano protestan por los bajos precios de la competencia extranjera , así como por los elevados costes de producción y los altos impuestos. Entre sus principales demandas se encuentra la eliminación de que sea obligatorio no cultivar el 4% de la tierra, así como cualquier manera de desalentar el cultivo . Asimismo, los agricultores solicitan regulaciones estrictas que contrarresten la entrada de alimentos sintéticos en el mercado o el mantenimiento hasta 2026 del sistema que controla los costes del gasóleo agrícola. La asociación ‘Redención Agrícola’ ha emitido un comunicado en el que solicitan de manera «firme» que se pague «el valor justo» a sus productos: «Queremos que la agricultura italiana sea respetada, comprendida y valorada», han zanjado. El Gobierno, por su parte, asegura apoyarlos : «Estamos de lado de los agricultores», ha afirmado el ministro del ramo, Francesco Lollobrigida. Tractoradas y cortes de carreteras en Grecia A lo largo de la última semana, los trabajadores del campo de Grecia han cortado carreteras regionales a lo largo del país, al tiempo que han realizado tractoradas y otras protestas. Las movilizaciones más fuertes se han visto en Larisa, Kardista y Trikala. Los agricultores denuncian que la aplicación de la PAC, la Política Agraria Común, reduce a la mitad sus ingresos, por lo que piden que se revise. Asimismo, solicitan que se reduzcan los elevados costes de producción mediante exenciones fiscales para el combustible o que se les compense la pérdida de beneficios por los altos precios de los productos necesarios para su labor o por las pérdidas tras las catástrofes naturales. En concreto, los trabajadores de Grecia Central han pedido al Estado que se les indemnice por la destrucción de sus cultivos tras el temporal ‘Daniel’. Aunque el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, anunció este matyes que su Ejecutivo va a aumentar las ayudas a cada productor de Grecia central hasta un máximo de 10.000 euros desde los 2.000 actuales, los trabajadores han considerado insuficiente la medida y han pedido que se desembolsen ya estas indemnizaciones. Bélgica clama contra las políticas de la UE En Bélgica los campesinos están enfadados por el aumento de los costes, por la aplicación de las políticas ambientales de la UE y por la importación de alimentos más económicos. Desde el 29 de enero, han llevado a cabo varios bloqueos , como el acceso al puerto de Zeebrugge, el segundo más grande del país, o también cerca de la sede de la Eurocámara. Los países del este acusan a Ucrania de competencia desleal Los países del este están centrando sus reclamacione s en la competencia desleal . En Rumanía, el pasado 10 de enero los agricultores empezaron sus protestas afirmando que el país que gobierna Zelenski introduce sus productos al mercado comunitario libres de aranceles. Asimismo, denuncian la subida de combustibles y de impuestos y seguros para sus vehículos, algo que, aseguran, hace «inviables» sus actividades. También se han mostrado en contra de las largas esperas en las fronteras. Por su parte, en noviembre del año pasado, los agricultores polacos comenzaron a bloquear la entrada de mercancías de Ucrania, algo que han vuelto a hacer ahora, al no haber visto satisfechas peticiones de créditos y subsidios que alivien su situación. Los trabajadores polacos demandan un aumento de préstamos estatales, subsidios para los cultivos de maíz o que se congelen algunos impuestos. Además, exigen que la UE vuelva a pedir de manera obligatoria permisos de circulación a los camioneros ucranianos, algo de lo que están exentos desde el inicio de la guerra. Francia cumple casi dos semanas de protestas Las convocatorias más recientes se están viendo en Francia, donde comenzaron a movilizarse los trabajadores del campo el pasado 18 de enero. En este caso, las protestas se centran también en las normas europeas y en los largos trámites burocráticos . En diciembre, Emmanuel Macron propuso aumentos en el precio del diésel agrícola y en las tarifas por el consumo de agua ante la sequía. Los sindicatos piden hasta 140 medidas , entre las que se encuentran el pago inmediato de todas las ayudas de la PAC, la ayuda inmediata a los sectores más afectados como la agricultura ecológica o la viticultura, la salida del pacto verde o la creación de una nueva ley que ayude a los jóvenes agricultores y la transferencia de explotaciones y la revisión del plan hídrico de 2021. El Gobierno galo ha anunciado una simplificación de los trámites administrativos, mejorar la aplicación de las leyes Egalim y que no habrá más aumentos en las tarifas diésel agrícolas. Las acciones no han surtido efecto . España y Portugal programan acciones Mientras el campo europeo arde con protestas en varios países, otros como España y Portugal siguen con el ambiente caliente y están programando acciones. Los camioneros lusos amenazan con cortar este jueves carreteras de la frontera con España por el centro del país: en concreto, la A-25, a la altura de Alto de Leomil. Los trabajadores protestan por las rebajas de las ayudas de la PAC, que afirman que suponen para ellos recortes del 35%, y por los elevados costes de producción. En España varias organizaciones agrícolas han anunciado un calendario de protestas para las próximas semanas . Piden también cambios en las políticas europeas, al tiempo que un plan de choque del Gobierno español y actuaciones de las comunidades ante la crisis del campo. Las organizaciones agrarias COAG, UPA y Asaja han programado estas acciones para l a primera quincena de febrero. Las asociaciones van a reclamar que se paralicen las negociaciones de acuerdos como el de Mercosur o la no ratificación del acuerdo con Nueva Zelanda. Para el próximo 21 de febrero, Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos ha convocado una tractorada en 15 provincias. Ese mismo día, Unió de Pagesos va a protestar ante el Ministerio de Agricultura. Una semana antes, el 13, están previstas protestas en Tarragona. El Gobierno español se reunirá este viernes con los agricultores con el fin de llegar a una solución para evitar estas movilizaciones.

See also  Esta es la razón por la que los bares en España cierran los lunes: ahora lo entenderás

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button