NEWS

EE.UU. pide tiempo a Netanyahu para preparar a sus tropas en Oriente Próximo ante el riesgo de una guerra regional


Estados Unidos teme que la ola expansiva de las tensiones en Israel y Gaza afecte a las tropas estadounidenses y otro personal en Oriente Próximo. Para Washington, existe un elevado riesgo de que la guerra entre Tel Aviv y Hamás se amplíe a nivel regional. Así lo ha expuesto Lloyd Austin, secretario de Defensa de Estados Unidos, al decir el pasado domingo que estaba «preocupado por una posible escalada» de los combates en la región.

En concreto, Estados Unidos plantea un posible escenario: que la guerra entre Israel y Hamas, que comenzó el 7 de octubre cuando el grupo terrorista palestino lanzó ataques que mataron a más de 1.400 personas en el sur de Israel, atraiga a combatientes pro-Irán de todo Oriente Próximo. 

La pasada semana varios combatientes atacaron dos bases militares que albergaban tropas estadounidenses en Irak. Estados Unidos tiene unos 2.500 soldados en Irak. Tras la caída de Saddam Hussein, las milicias pro-Irán han pasado a tener un rol clave en el país además de en la vecina Siria. Por esta razón, Washington ha ordenado a todo el personal del gobierno estadounidense que no sea de emergencia y a sus familiares que abandonen Irak. El Departamento de Estado citó «crecientes amenazas a la seguridad contra el personal y los intereses del gobierno de Estados Unidos» para la orden.

El presidente estadounidense Joe Biden habló con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, por teléfono el domingo en una conversación en la que abordaron la situación de los rehenes pero también la esperada incursión terrestre. Y según medios estadounidenses, el líder estadounidenses pidió tiempo para preparar a su personal en Oriente Próximo ante el peor escenario posible.

See also  Jesse Lingard aterriza en Corea del Sur para firmar con el FC Seoul

Asesoramiento

El Gobierno de Estados Unidos ha enviado a Israel al general del Cuerpo de Marines James Glynn y a otros oficiales del Ejército para asesorar a las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) durante sus operaciones contra la Franja de Gaza.

«Hemos pedido a numerosos oficiales con experiencia relevante que simplemente ayuden a los oficiales israelíes a reflexionar sobre las difíciles decisiones que tienen por delante y a explorar sus opciones. Las FDI, como siempre, tomarán sus propias decisiones», ha asegurado un portavoz del Pentágono al portal de noticias estadounidense Axios.

Glynn, que ya había liderado operaciones especiales contra Estado Islámico en Irak, no dirigirá las operaciones ni tampoco se espera que se quede en Israel durante la invasión de la Franja de Gaza, según fuentes con conocimiento directo citadas por el mismo portal.

Por su parte, el portavoz del Consejo de Seguridad de Estados Unidos, John Kirby, ha reiterado que los israelíes se encargarán de sus operaciones y que los oficiales estadounidenses solo están allí para aconsejar.

El secretario del Departamento de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, ha hablado en numerosas ocasiones desde el inicio de la guerra con el ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, para darle asistencia en materia de seguridad.

Operaciones especiales contra Daesh

La semana pasada también llegó a Tel Aviv el comandante del Mando Central de Estados Unidos (CENTCOM), el general Michael ‘Erik’ Kurilla, para reunirse con los líderes de las Fuerzas Armadas de Israel, incluido el jefe del Estado Mayor israelí, el general Herzi Halevi.

El Pentágono ha enviado asesores militares, incluido un general de la Infantería de Marina, especializado en guerra urbana, a Israel para ayudar en su planificación de guerra y está acelerando el envío de múltiples sistemas sofisticados de defensa aérea a Oriente Próximo días antes de un anticipado asalto terrestre a Gaza.

See also  Alemania retirará el pasaporte a los antisemitas

Uno de los oficiales que lidera la asistencia es el teniente general del Cuerpo de Marines James Glynn, quien anteriormente ayudó a liderar las fuerzas de operaciones especiales contra el Estado Islámico y sirvió en Faluya, Irak, durante algunos de los combates urbanos más acalorados allí, según un funcionario estadounidense. quien no estaba autorizado a discutir el papel de Glynn y habló bajo condición de anonimato.

Glynn también asesorará sobre cómo mitigar las bajas civiles en la guerra urbana.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button