Díaz cede y abre la puerta a que la patronal ligada al independentismo entre en el diálogo social


En la ensalada de 230 medidas que Pedro Sánchez y Yolanda Díaz han pactado para aplicar si gobiernan no sólo están la rebaja de jornada a 37,5 horas, el abaratamiento del despido o el endurecimiento del impuesto de Sociedades. El medio centenar de folios que conforman el programa de gobierno está salpicado de otras medidas poco concretas y de muy difícil resolución, entre las que se encuentra una de las principales demandas de la patronal ligada al independentismo,Conpymes y especialmente Pimec, que ocupa una de las vicepresidencias.

El texto sellado entre Pedro Sánchez y Yolanda Díaz asegura en uno de sus puntos que «se desarrollarán las reglas de representatividad empresarial, especialmente relativas a la mayor representatividad de las pymes en el ámbito de diálogo social, la negociación colectiva y la participación institucional» y añade que «se actualizará la representatividad del colectivo de autónomos mediante un sistema basado en principios democráticos».

Como ya informó ABC, el objetivo de la patronal catalana es muy claro: tener su sitio en el diálogo social, donde el Gobierno negocia con empresarios y sindicatos las reformas laborales. Muchas han sido las llamadas a la puerta de la vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, sin ningún éxito, lo que llevó a esta organización ante el Defensor del Pueblo europeo, además de presentar un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Supremo por su exclusión del reparto de subvenciones de fondos europeos por valor de 30.625.000 euros.

Pimec no esconde sus lazos con el independentismo. Su presidente, Antoni Cañete, accedió al cargo en 2021 con un programa apolítico tras vencer al candidato independentista de la Asamblea Nacional de Cataluña (ANC), Pere Barrios.

See also  Vocento reconoce el papel de las empresas en el progreso económico y social

Un mes después su defendida neutralidad se evaporó y el independentismo logró colocar en la organización como secretario general a Josep Ginesta, militante de ERC y exsecretario de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat, de donde fue cesado tras un caos en la concesión de ayudas a los autónomos. Fue procesado por participar en la organización del referéndum independentista del 1-O. Ayer esta patronal no escondía su satisfacción por que «la reclamación histórica de las pymes esté cada vez más cerca».

La deriva de Pimec no ha gustado a Conpymes, que se enteraba por la prensa de la patronal que dirige Cañete que abría oficina en Madrid y fichaba al exdiputado del PDeCAT Ferran Bel como delegado, como informó este diario. Disputas que han abierto un brecha en una organización que pretende competir con Cepyme. La primera agrupa a una treintena de organizaciones, mientras que en Cepyme hay integradas 57 organizaciones territoriales, 75 sectoriales y más de 3.000 asociaciones de base.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button