CRÍTICA DE ÓPERA | ‘Lear’ en el Real: una proeza artística


El rey Lear quiere jubilarse. Ha enviado recado a sus hijas: venid, que repartiré mi reino a precio de coste. ¿El pago? Adulación y cinismo. Ustedes conocen la trama de la obra de Shakespeare: cegado por su arrogancia, Lear despoja de su herencia a Cornelia (su hija favorita se ha negado a regalarle los oídos, ¡intolerable!), destierra al conde de Kent (su único servidor desinteresado) y cede el reino a Goneril y Regan, sus despiadadas hijas mayores.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button