Cómo evitar estafas en alquileres vacacionales


Alquilar un piso vacacional y al llegar darse cuenta de que han sido estafados, es una realidad que viven cada vez más españoles. Tanto es así que, la Policía Nacional ha alertado de que este verano el número de estafas relacionadas con el alquiler de alojamiento turístico (modalidad que lleva años ganando terreno entre las preferencias de los viajeros) está en alza y que ya aumentó el verano pasado hasta situarse por encima de los niveles de antes de la pandemia.

«Cuánta más demanda hay, mayores son los índices de estafa, sobre todo por la digitalización del sector y el aumento de anuncios online», explica la abogada de Círculo Legal Barcelona, Arantxa Goenaga. Y agrega que «la virtualidad permite que se puedan publicitar propiedades que no existen o que bien no concuerdan con las características que se anuncian. Sobre todo se produce con aquellos alquileres que están lejos para visitarlos».

Además, según la asociación de usuarios financieros (Asufin) las vacaciones de verano son «el terreno abonado para que el consumidor sufra prácticas abusivas que lesionan sus derechos» en sectores como la hostelería, el alquiler vacacional o el de las aerolíneas.

Uno de los casos más comunes de estafa se da cuando el cliente se interesa por el inmueble, y el supuesto propietario argumenta distintos problemas para mostrarlo, ya sea porque se encuentran en un lugar distinto al de su ubicación, o porque en esos momentos se encuentra ocupada.

«En este caso tan común, los estafadores solicitan el abono de un porcentaje o la totalidad del alquiler de un inmueble que, en realidad, no existe. El cliente termina no solo perdiendo el dinero, sino que además se queda sin un alquiler para disfrutar de sus vacaciones», detalla Goenaga.

See also  Madrid se consolida como la región con mayor libertad económica

¿Qué hacer para evitar una estafa?

Durante los últimos años, la Policía Nacional ha ido actualizando una lista de recomendaciones que ayudan a evitar ciertas prácticas que pueden decantar en estafas durante el verano.

«La manera más sencilla de evitar una estafa es no hacer un pago por adelantado, verificar la información acudiendo personalmente al inmueble y comprobar que realmente esas personas son las propietarias o están contratadas por los propietarios», afirma la abogada, quien también revela que es importante también realizar la denuncia correspondiente en la Policía para evitar que le suceda a más personas.

«El proceso para adquirir un alquiler vacacional debe hacerse tranquilo y siendo incisivo en varios factores», afirma la abogada, y concluye que «las webs extrañas, ofertas irreales, plataformas de pago inseguras y baja calidad en la descripción de las propiedades son, sin duda, pequeños avisos de que puede tratarse de una estafa».

Asufin, sobre el alquiler vacacional, coincide con Círculo Legal y recuerda que hay que desconfiar si el propietario pide un pago fuera de la plataforma en la que figura el establecimiento o si lo exige de manera inmediata.

«Como recomendaciones básicas, conviene comparar precios y condiciones a través de diferentes plataformas y para eso resultan útiles las valoraciones de otros usuarios», ha afirmado. Por último, la asociación sugiere que cuando lleguemos a la vivienda, es aconsejable hacer un inventario del estado de la misma y los muebles, así como cualquier desperfecto que presente.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button