Cómo evitar caer en estafas y fraudes financieros: ‘phising’, esquemas Ponzi, criptoactivos…


La digitalización, el teletrabajo y el uso de las redes sociales representan diversas formas en las que un ciberdelincuente puede acceder a sus víctimas, que pueden ser desde particulares a grandes empresas o administraciones públicas. Sin embargo, según la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el hecho de conocer qué tipos de estafas existen y cómo son puede ayudar a prevenirlas e identificarlas.

Así, como explica el organismo regulador en su último ‘podcast’, es importante huir de altas rentabilidades con bajo riesgo, peticiones de datos personales y bancarios -ya sea vía email, telefónica o por SMS- y pinchar en enlaces que pidan claves. En este sentido, desde el organismo añaden que «tampoco se debe entregar dinero a empresas sin comprobar que están registradas en la CNMV o en el Banco de España para ofrecer servicios financieros» . En caso de haber caído en estas estafas o de ser consciente de que podría haberlo hecho, el organismo aconseja denunciarlo.

En este ‘podcast’ el supervisor explica cómo funcionan delitos como la suplantación de empresas, el fraude ‘recovery room’, los esquemas Ponzi, las estafas en redes sociales, el fraude del técnico informático, el relacionado con criptoactivos, el ‘phising’, el ‘pharming’ y las cuentas de ‘trading’ financiadas a través de casos reales.

Suplantación de empresas

En primer lugar, el organismo supervisor resume que, un ejemplo de fraude por suplantación de identidad de empresas es cuando los delincuentes calcan la web de una compañía haciendo un ligero cambio en la url. Entonces, el afectado mete su dinero e invierte en esta empresa, que a los días desaparece de la web.

«El fraude por suplantación de identidad de empresas autorizadas es cada vez más habitual», apuntan, y aconsejan que antes de contratar un producto financiero es importante comprobar datos como: la denominación social, la marca comercial , el dominio y la dirección web, la sede y dirección postal y el número de registro en el organismo supervisor. Además de «desconfiar de ofertas inesperadas o no solicitadas».

See also  ESTRENOS DE CINE | 'CampeoneX' desbanca a 'Barbie' como la película más vista

Fraude ‘recovery room’

En segundo lugar, la CNMV advierte sobre las empresas denominadas en ‘recovery rom’. Estas contactan con personas que han sido víctimas de chiringuitos financieros supuestamente para gestionarles la recuperación de las pérdidas o para recomprar acciones o valores adquiridos a través de empresas no autorizadas.

«Saben que ya has caído en una y te seducen de nuevo pero otro nombre, misma estafa», argumentan. En estos casos pueden intentar que vuelvas a invertir dinero o incluso vender tus datos a otras empresas.

Esquemas Ponzi

Los esquemas ponzi o estafa piramidal son estafas que atraen a inversores con promesas de altas rentabilidades. Desde el organismo regulador apuntan que, en este tipo de delito, el dinero aportado no se invierte o se invierte sólo en parte.

«El chiringuito financiero paga beneficios a los primeros clientes, utilizando para ello el dinero de los nuevos inversores. La mejor forma de evitar ser víctima de un esquema ponzi es desonfiar siempre de su reclamo principal: rentabilidades demasiado altas para lo que ofrece el mercado. También es importante no basar las decisiones de inversión únicamente en la confianza o recomendaciones de amigos o familiares -forma en la que suelen dar a conocer estas estafas- », argumentan desde la CNMV.

Estafas en redes sociales

Las estafas en redes sociales suelen triunfar por vídeos de ‘influencers’ entre los más jóvenes. En este sentido, desde la CNMV apuntan que «aunque existen personas honestas y entidades legítimas que publican recomendaciones de inversión en redes, en muchos casos se trata de chiringuitos financieros que sólo quieren atraer al público a plataformas digitales ilícitas o hacerles caer en algún otro tipo de estafa».

See also  "Estamos sufriendo la ola reaccionaria que sucede a un movimiento de impugnación como el 15M"

Fraude del técnico informático

Lo más común en este tipo de estafa que esta «de moda» es que una persona llame haciéndose pasar por el departamento de informática de un banco del que sean clientes. Les dicen que se ha caído el sistema, que es necesario actualizarlo o reiniciar. El estafador le pide a la víctima que le permita conectarse a su equipo en remoto, que silencie el dispositivo y que se despreocupe del asunto, mientras realiza la supuesta actualización o reparación.

La victima no es consciente de que está dando acceso a todo lo que tiene en su ordenador: cuentas bancarias, tarjetas de crédito y contratos personales. «En estos casos es difícil para la víctima saber si la llamada es verdadera o falsa porque los estafadores son profesionales. Nosotros siempre recomendamos que ante la duda cuelguen y se pongan en contacto con la entidad directamente», explican.

Algunos chiringuitos utilizan herramientas informáticas para acercarse al dispositivo de un inversor y apropiarse de datos como códigos de acceso o contraseñas que les permiten operar sobre las cuentas de valores del inversor sin autorización. Pretenden así acceder a las cuentas bancarias, robar datos y/o hacer compras con la tarjeta.

Relacionado con criptoactivos

Según el supervisor, los fraudes con criptoactivos también arrasan entre los estudiantes y los más jóvenes. En estos casos, desde la comisión reiteran que es importante «no fiarse de promesas de ganancias extraordinarias en poco tiempo» y que, antes de invertir, es esencial «asegurarse de que las empresas estén autorizadas y no figuren en la lista negra de advertencias de las autoridades nacionales competentes».

Además aconsejan «desconfiar siempre de propuestas de inversión que utilizan un lenguaje técnico difícil de entender» y recuerdan que «los intermediarios legítimos nunca te presionaran para tomar decisiones de inversión precipitadas».

See also  Esta es la receta más deliciosa de pavo asado para celebrar Acción de Gracias como un 'gringo'

Phising, smishing y vishing

Son algunos de los ciberdelitos más habituales y tienen algo en común: el delincuente intentará pescar información confidencial mediante un anzuelo para cometer el delito, que suele ser un link. Ya sea mediante una llamada, un SMS o un email.

Los expertos recomiendan desconfiar de cualquiera que te pida tus datos y recuerdan que «ningún banco o entidad va a solicitar las claves teléfono o mensajes porque ya tienen esos datos, mucho menos por medios poco confidenciales como el correo o el teléfono».

Pharming

Este fraude es menos habitual, pero «también crece en nuestro país». Para realizarlo los delincuentes infectan tu equipo con un ‘malware’, una especie de virus. El objetivo es recabar datos confidenciales para poder utilizarlos. Para evitar el ‘pharming’ la CNMV aconseja siempre operar con una red segura, utilizar un email seguro y no hace ‘click’ en enlaces de correos, aunque lleven a páginas web que parecen legítimas.

Cuentas de ‘trading’ financiadas

Por último el organismo supervisor advierte sobre las cuentas de ‘trading’ financiadas, otra de las estafas de «moda» entre los jóvenes de nuestro país, que muchas veces están vinculadas a cursos de formación.

En estos casos el afectado paga una matrícula de un curso: «ellos te dejan mover las acciones y si lo haces bien te dan el beneficio, parece muy atractivo», señalan. No obstante, después se quedan con el dinero, no dan acceso a esa cuenta de ‘trading’ y dejan de contestar al afectado.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button