Borja Prado deja la presidencia de Mediaset España tras un año de desencuentros con el resto de su cúpula


Se veía venir. Borja Prado tira finalmente la toalla y deja la presidencia de Mediaset España, donde llevaba poco más de un año al frente de la compañía, por su falta de sintonía con el consejero delegado del grupo, Alejandro Salem, según explican a ABC fuentes del entorno del empresario español.

Según ha adelantado El Economista, el que fuera presidente de Endesa habría perdido el favor de los hijos herederos de Silvio Berlusconi, fallecido el pasado mes de mayo, del que Prado sí era hombre de confianza para sus negocios en España. No en vano, cuando fue elegido como presidente de Mediaset España se le encomendó la ardua y difícil tarea de dar un lavado de cara a la parrilla de Telecinco al tiempo que cambiaba la línea editorial.

La noticia se esperaba prácticamente desde el mismo momento en el que se oficializaba su retirada de la línea editorial de Mediaset entre mayo y junio de este año por esa pérdida de confianza con los herederos y sus constantes criterios opuestos al CEO. El también banquero español, que gestionó la salida de Paolo Vasile tras más de dos décadas al frente de Telecinco, provocó la retirada de la parrilla de la cadena de Sálvame y la retirada, al menos de momento, de Jorge Javier Vázquez, al tiempo que mudaba a las tardes a la exreina de las mañanas, Ana Rosa Quintana.

Las fuentes consultadas explican a este diario que Prado presentará su dimisión antes de acabar el año, eso sí con el deber cumplido de haber ejecutado la fusión entre Mediaset España con Media For Europe, el holding con base en los Países Bajos, con el objetivo encomendado por el propio Silvio Berlusconi: unificar todo el negocio audiovisual de la familia.

See also  Premier League: Haaland ironiza sobre su enfado con el rbitro respondiendo a un meme: "Me ha hecho sonrer por primera vez hoy"

A pesar de que desde su entorno aseguran que Prado decide marcharse con buena relación con los hijos de Berlusconi, sus desavenencias con el consejero delegado impuesto por uno de los hijos del patriarca -Pier Silvio Berlusconi- le han convencido finalmente de abandonar el barco, al no encontrar tampoco el apoyo del otro consejero delegado, Massimo Musolino.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button