ARTE | Fallece el mecenas del arte Antoni Vila Casas a los 92 años



El empresario y mecenas Antoni Vila Casas ha fallecido a los 92 años, tras dejar un legado de cuatro museos en Barcelona y el Empordà (Girona). Su fallecimiento, que ocurrió el jueves pasado, fue comunicado la pasada madrugada por la fundación que lleva su nombre, con un mensaje en el que aseguran: “Continuaremos trabajando para ser dignos de su legado, de su compromiso con el arte y la sociedad y de su ambición de futuro”.

Nacido el 27 de noviembre de 1930 en Barcelona, en el seno de una familia de la burguesía catalana dedicada a la industria textil, Vila Casas hizo su fortuna en el sector farmacéutico, tras estudiar la carrera de farmacia. Creó un laboratorio farmacéutico, Prodesfarma, que se fusionó en 1997 con los laboratorios Almirall.

Un grave problema de salud, del que fue tratado durante años en el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, al que donó fondos para la investigación e incluso ayudó a crear espacios para tratar a los pacientes, le hizo dedicarse a su Fundación.

En 1998 rehabilitó el edificio modernista Casa Felip, en el Eixample barcelonés, donde se encuentra la sede de su Fundación y, paralelamente, en Pals (Girona) inauguró ese mismo año un pequeño museo de escultura, Ca la Tona, cuya colección trasladó posteriormente a Can Mario, en Palafrugell.

Estas fueron sus primeras manifestaciones artísticas, que continuaron el año 2000 con la apertura de las puertas del Museu Art 2000, situado en Torroella de Montgrí (Girona) y ubicado en el Palau Solterra, un palacete de arquitectura civil del siglo XV.

En 2002 se inauguró el Espai Volart, el primer ámbito abierto al público de la Fundación Vila Casas en Barcelona, destinado a la celebración de exposiciones temporales de pintura.

See also  Una superviviente del Holocausto, entre los secuestrados por Hamás

Dos años después abrió el nuevo espacio de Can Mario, Museo de Escultura Contemporánea en Palafrugell (Girona).

A finales de 2008 inauguró el Espai Volart 2 y, un año después, en 2009, culminó el proyecto de espacios museísticos con la inauguración de Can Framis, Museu de Pintura Contemporània, situado en una antigua fábrica textil rehabilitada del distrito 22@ del Poblenou de Barcelona.

Antoni Vila Casas era miembro de la Real Academia Catalana de Bellas Artes de Sant Jordi, de la Real Academia de Farmacia de Cataluña y en 1996 recibió la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil, en 1999 la Creu de Sant Jordi, y en 2004 el Premio Montblanc al Mecenazgo.

También cuenta con la Medalla de Oro de la Generalitat y el Premio Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CONCA) al patrimonio cultural.

Noticias relacionadas

El president de la Generalitat, Pere Aragonès, ha agradecido en la red X a Vila Casas “sus servicios a Cataluña y a la cultura, que le hicieron merecedor de la Medalla de Oro de la Generalitat el año pasado”. “Gracias por las conversaciones compartidas y por un compromiso insobornable con la nación catalana, su historia, su presente y su futuro”, ha añadido Aragonès en su mensaje.

Por su parte, la consellera de Cultura, Natàlia Garriga, ha indicado en la misma red que Vila Casas fue “un gran coleccionista y mecenas de arte, un referente a través de la Fundación, que ha apostado por la difusión del arte catalán”.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button